¿Cuándo deberías comprar un nuevo ordenador?
Siete signos que indican que ha llegado el momento de cambiar de PC

Siete signos que indican que ha llegado el momento de cambiar de PC

Si bien los ordenadores personales pueden estar varios años con nosotros, llega un momento en el que comienzan a volverse lentos y a dar signos acerca de su malfuncionamiento. Estos signos, en algunas ocasiones, pueden solucionarse con varios consejos, aunque existen momentos en los que verdaderamente todo apunta a que el ordenador es demasiado antiguo y, por tanto, debería cambiarse.

No puedes instalar el último sistema operativo

Actualmente, contar con el último software es realmente importante, algo que ocurre cada tres o cuatro años. En el caso de que no seáis capaces de instalar la última versión del sistema operativo, deberíais comenzar a pensar en un cambio de ordenador. Es más, sistemas como Windows XP ya no ofrecen soporte.

No puedes ejecutar las últimas aplicaciones y juegos

Sí, los ordenadores gaming, aquellos especialmente diseñados para jugar, son bastante caros, pero también es cierto que un ordenador más o menos actual puede ejecutar las últimas aplicaciones y juegos. En el caso de que programas como Photoshop o algún navegador web no sean capaces de correr en el ordenador, lo mejor es cambiarlo directamente.

Se vuelve lento

La lentitud pude estar causada por varias razones y, como ya hemos demostrado, puede solucionarse fácilmente mediante la instalación de varios programas de limpieza. Si esto no lo soluciona, ni tampoco un formateo, el ordenador está pidiendo un cambio.

No puedes conectar nada

Un router de alta calidad, un monitor recién comprado y otros gadgets no pueden conectarse fácilmente en un ordenador antiguo. Si bien es posible emular algunas de estas funciones, nada puede sustituir la compatibilidad plena.

Te quedas sin espacio y sin memoria

Si el disco duro de tu ordenador se está quedan sin espacio, la memoria RAM está continuamente siendo utilizada y la CPU, en un uso normal, alcanza fácilmente el 80% de utilización, estás alcanzando todos los límites del ordenador. Una solución temporal, eso sí, es añadir un disco duro externo o un módulo de memoria RAM.

Comienza a realizar demasiado ruido

Un sonido excesivo de los componentes de un ordenador puede significar muchas cosas. Por ejemplo, si el disco duro comienza a fallar, se oirá un ligero “traqueteo” dentro del ordenador. Al igual que ocurre con los motores de los coches, un ordenador que suena demasiado al funcionar es realmente malo.

Gastas más tiempo arreglándolo que usándolo

Un arreglo habitual no excede las decenas de euros, pero si el ordenador comienza a fallar excesivamente llega un punto en el que merece la pena comprar uno nuevo que arreglar el antiguo. Recordemos que por apenas unos ciento de euros podemos acceder a un portátil o un ordenador personal actual como indica Makeuseof.

Normas
Entra en El País para participar