Así podrás jugar en un televisor que tenga puerto HDMI
Cómo convertir tu dispositivo Android en una videoconsola

Cómo convertir tu dispositivo Android en una videoconsola

Las posibilidades que ofrecen los dispositivos con sistema operativo Android cada vez son mayores. Un ejemplo de la potencia y opciones que ofrecen son los juegos, que cada día que pasan son de mayor calidad y que poco a poco van recortando distancias con los que se pueden ver en las videoconsolas tradicionales, como por ejemplo las PlayStation o las Xbox.

El caso es que es posible convertir un teléfono o tablet con el desarrollo de Google en un centro de entretenimiento si se utiliza de forma combinada con un televisor, siempre que este disponga de conexión HDMI. De esta forma, se puede disfrutar de títulos de gran calidad en el salón de casa en una pantalla de unas dimensiones mucho más grandes que la que ofrecen los terminales móviles.

Evidentemente, y dejando a un lado la características comentada de la TV en la que se conectará el dispositivo con Android, hay algunos requisitos que se deben cumplir para poder dar uso de videoconsola a productos como el Samsung Galaxy S6 o el HTC One M8. Os los comentamos a continuación y, además, indicamos las diferentes opciones existentes para conseguir esto.

El hardware necesario

Lo primero es un dispositivo Android que se capaz de reproducir imágenes con una calidad de, al menos, 720p. De esta forma, la experiencia de uso será la mejor posible. Como base, hay que decir que los terminales con doble núcleos y 1 GB de RAM cumplen con este requisito, aunque su propia pantalla sea de una resolución menor. Además, el teléfono o tablet debe disponer de puerto HDMI propio o USB compatible con MHL (esto se debe revisar en las características del modelo en concreto).

Lo más recomendable es recurrir a los cables directos para la conexión, por lo que hay que adquirir uno tipo HDMI compatible con MHL (si dispone de una conexión adicional para recargar la batería, mejor que mejor). El caso es que existen muchos en tiendas como Amazon, y con este tipo de soluciones la calidad está asegurada. Esto impide en algunos casos poder utilizar el dispositivo Android de forma normal en el sillón del salón, por lo que es recomendable recurrir entones a mandos de juego Bluetooth para, de esta forma, poder controlar todo de forma sencilla.

Cable USB compatible con MHL a HDMI

Solución inalámbrica

Aquí la mejor opción es el uso del reproductor Chromecast, que permite replicar lo que se ve en la pantalla de un dispositivo Android en un televisor. Pero este dispositivo tiene cierto retardo entre la ejecución real y lo que se ve en la pantalla. Esto no es importante para las películas ya que no se nota, pero por ejemplo en juegos de acción puede suponer el seguir vivo o ser eliminado.

Por lo tanto, el uso de un Chromecast (un adaptador bastante económico y con grandes posibilidades), es una buena opción si el dispositivo no es compatible con MHL o si el tipo de juego no obliga a una visualización exacta y rápida de lo que ocurre.

Y, para finalizar, algo muy importante: se debe tener instalado el juego en el teléfono o tablet, ya que llegados a este punto estaría fatal que se tenga todo el hardware disponible y no se disponga de los títulos a los que sacarles partido en el televisor. Una vez hecho esto, simplemente lo que hay que hacer es disfrutar y pasar buenos ratos.

Normas