Varias entidades ultiman esta medida, ya tomada por La Caixa

La banca prepara el cobro por el uso de sus cajeros a los no clientes

Un gran número de bancos reconocen que llevan dos meses estudiando cobrar comisiones en sus cajeros a los usuarios que no sean sus clientes. Solo esperan que otra gran entidad como Santander secunde a CaixaBank en el cobro de 2 euros en sus cajeros a los no clientes “para que esta comisión se generalice”, coinciden varios directivos de medios de pago del sector. Con esta tarifa también se consigue reducir el uso de efectivo, medida que comparte el Gobierno.

Caixabank lleva dos meses cobrando una comisión fija de dos euros, independientemente de la cantidad a retirar y de si la tarjeta pertenece a la misma red de medios de pago, es decir, ServiRed, por utilizar sus cajeros por otros clientes que no son los suyos. El consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, lleva desde entonces justificando esta medida en la inversión que ha realizado CaixaBank de 500 millones de euros para poner al servicio de sus clientes la mayor red de España de cajeros automáticos, 9.500.

La iniciativa de la entidad que preside Isidro Fainé no sentó muy bien a una parte de la gran banca, por lo menos a alguno en concreto, que incluso afirma que estudió cómo frenar esta medida. Pese a ello, esta tarifa es ya imparable y cuenta con todas las aprobaciones posibles ya que antes de su implantación CaixaBank consultó con los supervisores, con Mastercard y con Visa, e incluso con el Gobierno, y todos, aseguran todas las fuentes consultadas no vieron ningún obstáculo para su aplicación, ya que la normativa vigente no impide el cobro de comisiones.

Desde 2011 las tarifas bancarias están, de hecho, liberalizadas por parte del Banco de España. “El supervisor solo tiene que verificar que no se cobre dos veces por el mismo servicio”, señalan fuentes financieras. Las entidades reconocen que desde que CaixaBank implantó esta nueva comisión los directivos de medios de pago del sector se han reunido en varias ocasiones y en todos estos actos se han analizado los pros y los contras de la implantación de esta tarifa. Además, se ha estudiado hasta qué punto podría generalizarse o si el descontento de los clientes podría ser superior a los beneficios que podrían obtener por su aplicación.

9.500 son los cajeros automáticos que tiene CaixaBank en toda España. Es la red más extensa del país. En ellos ha invertido más de 500 millones de euros.

4.000 son los cajeros que tiene Santander en España, parqué que está renovando en la actualidad.

0,65 euros por operación es la tasa de intercambio que se abonaban hasta ahora los bancos por las operaciones en sus cajeros.

La decisión inicial se inclinaba en un gran número de entidades por esperar un tiempo razonable hasta saber cómo evolucionaba esta comisión en CaixaBank. No estaban muy convencidas de su aplicación. Pero la confirmación pública de Banco Santander de que estudia aplicar el cobro de esta tarifa a sus no clientes ha puesto el pie en el acelerador del resto del sector, que reconoce no solo que lo analiza sino que “si Santander lo pone en marcha prácticamente todos los demás le seguiremos”, coinciden dos directores responsables de medios de pago.

Estas mismas fuentes afirman que también han hablado con el Banco de España y con Visa y Mastercard, e incluso con el Gobierno, y en todos los casos la respuesta ha sido prácticamente la misma. Se puede aplicar. Además, han comprobado como los ingresos por comisiones en cajeros de CaixaBank no se han visto afectados al dejar de ingresar la tarifa de intercambio (las que se pagan unos bancos a otros) de 0,65 euros por operación por no usar sus cajeros por los clientes de otras entidades, pese a haber reducido un 50% este tránsito. La comisión de 2 euros abonada por los usuarios de otros bancos por sacar efectivo de sus terminales lo compensa.

El director de banca comercial de Santander, Rami Aboukhair, ya explicó el lunes pasado que el cobro de comisiones a los no clientes del banco “está sobre la mesa” y se está analizando. Y como justificación aportó la misma que Gortázar, que hay que poner en valor la inversión que realiza la institución en cajeros. La AEB piensa lo mismo. El Gobierno, además, es partidario de que se reduzca el uso de efectivo para controlar más el fraude fiscal.

Otro fleco pendiente y que había frenado a otras entidades a seguir a CaixaBank era su cobro también a los turistas internacionales. Visa tenía que analizar algunas lagunas de su normativa sobre su aplicación a los extranjeros, hecho que paralizó su extensión a los usuarios internacionales de tarjetas por parte de CaixaBank. Una vez resuelta esta interpretación los bancos entienden que se han despejado todos los escollos normativos, y están listos para su aplicación. CaixaBank empezará en breve a cobrar estos 2 euros a los turistas extranjeros.

Normas
Entra en El País para participar