La línea ICO que concede hasta dos millones de euros a autónomos

Los préstamos estarán disponibles con una comisión del 0,5% a distintos plazos

La línea ICO que concede hasta dos millones de euros a autónomos

ICO Garantía SGR/SAECA 2015. Bajo este poco atractivo nombre se esconde la nueva línea de financiación del Instituto de Crédito Oficial, la cual está orientada a facilitar el desarrollo de proyectos de autónomos y entidades públicas y privadas, que realicen inversiones en España o fuera del territorio nacional o requieran cubrir sus necesidades de liquidez.

El importe máximo de estas ayudas por cliente es de hasta dos millones de euros, las cuales podrán ser materializadas en una o varias operaciones. y se concederán a determinados proyectos son la liquidez de las organizaciones que las vayan a recibir, las inversiones productivas a través de activos fijos productivos nuevos o de segunda mano, la adquisición de vehículos turismos, cuyo precio no supere los 30.000 euros; la adquisición de empresas y la creación de empresas en el extranjero.

En lo que respecta a la modalidad de las ayudas, estas se llevarán a cabo a través de préstamos-leasing para inversión y préstamo para liquidez. Lo harán a un tipo de interés tanto fijo como variable, a los que se sumarán el margen y coste del aval establecido por la entidad de crédito y la SGR/SAECA.

Por su parte, el plazo de amortización será de hasta cuatro años con la posibilidad de un año de carencia si se financia el 100% liquidez y de hasta 15 años, con hasta dos años de carencia si se financia inversión.

Cobro de comisiones

Del mismo modo, el ICO establece una línea de comisiones de estudio. Las mismas se basarán en el cobro de 0,5% sobre el importe formalizado. Adicionalmente, la SGR prevé el cobro de una comisión sobre el importe avalado de hasta el 4% en concepto de cuota social mutualista.

Estas líneas estarán vigentes hasta el 12 de diciembre del presente año y cuentan con la garantía de distintas entidades, como el ICO, la SGR o la SAECA, las cuales realizarán un análisis de cada solicitud y, en función de la solvencia de cada solicitante y la viabilidad de su proyecto, determinarán las garantías a apostar.

Normas