Esta posibilidad está integrada en el propio sistema operativo
Logotipo de Windows

Optimiza los correos en Windows reduciendo el tamaño las imágenes adjuntas

Mandar imágenes desde el ordenador es algo muy habitual hoy en día. Y, actualmente, los tamaños de estas son elevados ya que los dispositivos que se utilizan para conseguirlas (o las que están presentes en Internet) ofrecen una calidad cada vez mayor. Eso sí, es muy posible que tengas la necesidad de reducir lo que ocupan las elegidas a la hora de mandarlas por correo, lo que te explicamos en este artículo.

Además, el proceso que vamos a explicar es de lo más sencillo, ya que se aprovechan las opciones que el propio sistema operativo Windows ofrece de forma nativa. De esta forma todo resulta muy sencillo y no es necesario utilizar ninguna herramienta adicional como puede ser Photoshop para conseguir reducir el tamaño de las imágenes.

En cuanto a la ganancia que se puede conseguir, lo cierto es que esta ronda entre el 33 y el 45% de reducción (para lo que se pasa a la imagen a una resolución menor sin que apenas se note cambio alguno en la calidad, aunque algo de pérdida hay, evidentemente). Por cierto, el proceso que indicamos es para utilizarlo con clientes como por ejemplo Outlook, que se integra de forma perfecta con el desarrollo de Microsoft.

Pasos a dar desde el explorador de archivos

Lo primero que tienes que hacer es abrir el explorador de Windows mediante el proceso que mejor conozcas y, a continuación, abre la carpeta en la que están las imágenes que se desea mandar por correo. Una vez hecho esto selecciona una o varias (ayúdate del ratón y la tecla Ctrl para este cometido) imágenes para ser enviadas.

Ahora pulsa con el botón derecho del ratón sobre alguna de las elegidas y, en el menú desplegable que aparece, selecciona Enviar a. Antes de que se abra el gestor de correo que se tiene por defecto, aparece un cuadro de diálogo que es el que ofrece la posibilidad de reducir el tamaño de las imágenes (dependiendo de tu versión de Windows las opciones son diferentes, pero en todos los casos se indica el tamaño que pasan a tener estas y, además, lo que ocupan). Selecciona el deseado y pulsa en Aceptar.

Tamaños de pantalla

Ahora sólo tienes que introducir la dirección del destinatario y escribir el mensaje que sea necesario. Envía el correo y este contendrá las imágenes ya reducidas y, por lo tanto, el tiempo de envío y recepción se reduce de forma considerable.

Normas