X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Accidente aéreo en Sevilla »

El avión iba a ser entregado a Turquía

Un equipo de la multinacional se desplaza a Sevilla para evaluar el accidente Entregó ocho aviones como el siniestrado en 2014

Instalaciones de EADS-CASA en el aeropuerto de Sevilla.

El fabricante ya ha enviado un equipo de expertos hacia Sevilla para investigar lo sucedido. “Estamos coordinándonos con las autoridades pertinentes”, comunicó la compañía.

Un portavoz de Airbus dijo a Efe que el A400M ya está operando en Francia, Turquía, Reino Unido y Alemania, aunque en total hay ocho países que han realizado pedidos (los cuatro citados más España, Bélgica, Luxemburgo y Malasia).  Turquía recibió en abril del año pasado su primer avión A400M, un trámite que se retrasó durante meses por la voluntad de las autoridades de ese país de negociar las condiciones con Airbus, y iba a recibir “próximamente”, según las fuentes, el aparato siniestrado hoy.

En la última presentación de los resultados anuales de Airbus, celebrada el pasado mes febrero en Múnich, el presidente del grupo, Tom Enders, dijo que el objetivo para 2015 era “duplicar las entregas” respecto a las ocho unidades del A400M que se entregaron en 2014 a cuatro de los países clientes (cuatro para Francia, dos para Turquía, uno para el Reino Unido y uno para Alemania).

El programa del A400M, valorado inicialmente en unos 20.000 millones de euros, tuvo que ser revisado en 2010, cuando los siete países que participaron en su lanzamiento (Alemania, Francia, Reino Unido, España, Turquía, Bélgica y Luxemburgo) asumieron 1.500 millones suplementarios y Airbus, 3.000 millones.

El origen del A400M se remonta a 1982, cuando cuatro empresas se unieron para desarrollar un sustituto para los aviones de transporte militar Hércules, fabricado por la norteamericana Lockheed. Las empresas originales fueron la francesa Aérospatiale, la inglesa British Aerospace, la alemana MBB-DASA y la americana Lockheed, que abandonó el proyecto en 1987, cuando la española CASA (Construcciones Aeronáuticas S.A.) ya se había unido al grupo.

En 2000, las empresas francesa, alemana y española se fusionaron para crear el consorcio europeo EADS que pasó a dirigir la creación del A400M desde su división Airbus y que, finalmente, preparó un contrato inicial en 2003. La construcción y montaje del avión se inició en 2007 en la planta de CASA en Sevilla.

Archivado en:

Outbrain