Limpia y acelera tu ordenador con Windows con estos sencillos pasos
Desactiva todo lo innecesario para que Windows vaya más rápido

Desactiva todo lo innecesario para que Windows vaya más rápido

Microsoft poco a poco añade funciones a su sistema operativo Windows con las que pretende mejorar la experiencia de usuario. No obstante, a menudo se desperdicia un espacio de almacenamiento muy valioso dependiendo del hardware del ordenador y es por ello que, en muchas ocasiones, es necesario desactivar ciertas características. En realidad, esta es una de las mejores funciones de Windows, la posibilidad de eliminar o modificar prácticamente todas las características que están presentes, por defecto, en el sistema operativo.

Ahora bien, ¿cómo se realiza este proceso? Lo cierto es que se trata de algo muy sencillo y que cualquier usuario puede hacer:

  • Dirígete al Panel de Control y clica en Programas y características.
  • Selecciona la opción Activar o desactivar las características de Windows (es necesario privilegios de administrador).
Desactiva todo lo innecesario para que Windows vaya más rápido

¿Qué puede eliminarse para acelerar Windows?

  • .NET Framework 3.5 (o superiores en el caso de que haya otra versión instalada): Son servicios orientados a desarrolladores y normalmente no pasa nada si se elimina, aunque es posible que algunos programas lo necesite.
  • Internet Explorer: Se trata del navegador menos utilizado y por tanto, es seguro eliminarlo ya que incluso existen extensiones para Chrome que emulan su funcionamiento.
  • Internet Information Services: Son componentes para servidores webs que para el funcionamiento más básico no es necesario.
  • Servicios de impresión y documentos: Esta función solo es útil cuando utilizamos una impresora o un FAX. En caso contrario, lo mejor puede ser eliminarlo.
  • Escucha de RIP: Utilizado en gestión de redes avanzado que utiliza protocolos muy distintos a los que se utilizan en la red doméstica habitual.
  • Servicios de TCPIP simple: Normalmente están exluidos por defecto pero en el caso de que estén habilitados, no serán necesarios a no ser que necesites administrar una red inmensa.
  • Cliente Telnet (y servidor): Se trata de un servicio muy útil para conectarse a ordenadores y otros dispositivos. No obstante, para uso diario, normalmente no es necesario tener el servicio activo.
  • Servicios XPS y visor: Son dos componentes dedicados a los archivos XPS útiles cuando imprimimos un archivo. No obstante, es un tipo de archivo no utilizado prácticamente en la actualidad y que ha sido sustituido por el más que conocido PDF.
Normas
Entra en El País para participar