Los fondos mixtos y sus riesgos

Los fondos mixtos y sus riesgos

Hace unos meses publiqué un artículo en el que hacía referencia al riesgo “gestor” y riesgo “decisor”: Los fondos mixtos ganan la batalla pero ¿por qué no lo hacemos nosotros?

En el artículo quería transmitir el riesgo inherente en la inversión en un fondo mixto que es poco valorable y poco predecible. La conclusión del artículo era: “…En un fondo mixto se depende del acierto o error del gestor al que confías tu dinero, mientras que invirtiendo el porcentaje que se considere en un fondo de renta variable en el que se sienta cómodo, y el grueso restante en un fondo de renta fija, conseguiremos el efecto de un fondo mixto, con un riesgo conservador o moderado (dependiendo del porcentaje que se tenga en el fondo de bolsa básicamente), se está en fondos especializados en sus áreas de inversión y sobre todo, se limita el riesgo decisor, y se evita las habituales quejas de: “¿Por qué ha subido tan poco con lo que ha subido la bolsa? O “¿Por qué ha caído si se supone que no iba a invertir mucho en bolsa?”. En fin, el rendimiento de un fondo mixto creado por uno mismo es más predecible…”

En la siguiente tabla muestro las rentabilidades de los fondos mixtos, fondos de renta fija de corto plazo y fondos de renta variable europea:

Los gestores de renta fija mixta han obtenido una rentabilidad media un -1,75% menor (o 46% inferior) a la que deberían haber obtenido si hubiesen estado invertidos en el punto medio de exposición a renta variable que le permiten sus folletos, que, en el caso de un fondo de renta fija mixta es del 22,5%, ya que pueden estar invertidos entre el 15% y el 30% generalmente.

En el caso de los gestores de renta variable mixta, éstos, pueden estar invertidos entre el 30% y el 70% en renta variable, por lo que el punto medio es tener una exposición del 50%. Como muestro en la tabla, los gestores de renta variable mixta han estado invertidos en torno al 50% y han obtenido un resultado muy en línea con el resultado esperado.

Ahora bien, lo que para muchos inversores es bueno, para mí es un riesgo que no merece la pena correr. Para mí es un riesgo tener mucha flexibilidad, como la tiene cualquier fondo mixto. Me parece muy difícil acertar cual es el activo adecuado en cada momento.

Un fondo de renta fija mixto tiene la posibilidad de estar invertido hasta un 30% y un fondo renta variable mixta puede estar invertido hasta un 70% en renta variable. Desde mi punto de vista, tienen demasiada flexibilidad.

La media de rentabilidad de los gestores de los fondos mixtos al cierre del primer trimestre del año, muestra unas rentabilidades un -2,9% menor (o -76%) y un -3,61% menor (o -39%) a los que podrían haber obtenido si hubiesen estado invertidos en bolsa en el rango alto que les permite sus folletos (hasta el 30% si se es un fondo de renta fija mixto, y hasta el 70% si se es un fondo de renta variable mixta).

Soy un defensor del Asset Allocation propio a través de fondos de inversión para estar más diversificado. El motivo es que después de 15 años de experiencia en el sector de gestión de patrimonios y de instituciones de inversión colectiva, he aprendido que lo más difícil de predecir y donde mayores errores cometemos los inversores, es en el grado de exposición a bolsa que tenemos en cada periodo. Desde mi punto de vista, cada inversor o ahorrador debe decidir qué tolerancia al riesgo y qué volatilidad quiere tener, y distribuir su patrimonio entre fondos de renta fija conservadores y fondos de renta variable, acorde con su perfil de riesgo, de este modo, nunca correrá el riesgo decisor.

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

Normas
Entra en El País para participar