Un nuevo dispositivo no sólo potente, sino práctico
Nuevo disco duro portátil Samsung SSD T1, 1 TB en el espacio de una tarjeta de visita

Nuevo disco duro portátil Samsung SSD T1, 1 TB en el espacio de una tarjeta de visita

Aunque siempre se habla de los GB que nos dan los diferentes servicios en la nube, al final, para cosas realmente importantes que no pueden estar flotando por ahí o archivos de mucho peso, nos hace falta algo para llevarlos con nosotros. Lejos están ya los pendrives, además de ser poco o nada fiables en muchas ocasiones y cada vez se imponen más los discos duros SSD ya no sólo en el interior de los ordenadores por las mayores tasas de escritura y transferencia de datos que ofrecen, sino en los bolsillos dentro de los modelos portátiles.

Este es el caso del nuevo Samsung SSD T1, el nuevo disco duro de estado sólido y portátil que no sólo es un coloso en cuanto a rendimiento y espacio, hasta 1 TB sino que viene con un diseño ultracompacto. Entrando ya en los aspectos técnicos del equipo, posee velocidades de lectura/escritura secuencial de hasta 450 megabytes por segundo (MB/s), con una interfaz súper veloz USB 3.0 y velocidades de lectura/escritura aleatoria de hasta 8.000 entradas/salidas por segundo (IOPS) y 21.000 IOPS respectivamente.

La velocidad de escritura es tan sensible y rápida como en un SSD interno y hasta 100 veces más rápida que en un disco duro mecánico (HDD). Dependiendo del tamaño del fichero, el nuevo SSD de Samsung ofrece una velocidad de transferencia de datos cuatro veces más rápida que un disco duro convencional externo. A modo de ejemplo, emplea solo 8 segundos en transferir una película de 3 GB y 27 segundos para una película de 10 GB, mientras que una unidad convencional tardaría, respectivamente, 26 segundos y 85 segundos.

Cuenta además una intuitiva interfaz de usuario, siendo fácil de configurar y, sobre todo, a la hora de proteger la información. Se puede establecer una contraseña con cifrado AES 256-bit. Por otra parte, al ser un disco duro SSD, no tiene elementos móviles como los discos duros mecánicos, lo que hace que no se desgaste o se pueda romper una pieza interna. Resiste golpes de hasta 1500 G/0,5 ms e incluye Dynamic Thermal Guard, que se activa en condiciones de temperatura extremas para proteger la unidad y cualquier dato almacenado.

Todo esto está dentro de un diseño fino y compacto con 28 gramos de peso y una superficie que es poco más grande que una tarjeta de visita, siendo compatible tanto con ordenadores Windows como Mac, ya que utiliza el sistema exFAT, eliminando las molestias de tener que formatearlo o particionarlo para cada sistema.

El Samsung SSD T1 incluye garantía de tres años y está disponible en tres modelos, uno de 250 GB (239,99 euros), 500 GB (399,99 euros) y 1 TB (789,99 euros).

Normas
Entra en El País para participar