Facebook amenaza a Europa con retrasar sus novedades en el caso de que sea regulado
Facebook retrasaría sus novedades en Europa si la UE aprueba su regulación

Facebook retrasaría sus novedades en Europa si la UE aprueba su regulación

Hace unas semanas se conocía la intención que algunos organismos europeos de protección de datos, entre los que parece se podría encontrar la Agencia Española de Protección de Datos, se abrían unido para investigar a la red social de Mark Zuckerberg con el objetivo de saber cómo Facebook gestiona la información personal de los usuarios de la red social.

Esta regulación puede suponer un problema para Facebook y obviamente esta noticia no ha caído nada bien en la dirección de la red social y se han manifestado con la disconformidad intentando presionar a los organismos reguladores y usuarios europeos lanzando la amenaza de que las novedades de su plataforma podrían tardar mucho más en llegar a Europa.

Por otro lado, la Unión Europea presiona a su vez a la red social, planteando la posibilidad de que Facebook se someta a las normas comunitarias en lo que se refiere protección de datos, algo de lo que de momento la red social se ha estado beneficiando ya que hasta ahora sólo han estado cumpliendo con la legislación irlandesa, que les ha permitido una mayor flexibilidad a la hora de aplicar las políticas de privacidad.

Si ahora Facebook tiene que ceñirse a la normativa europea, significaría que Mark Zuckerberg tendría que realizar todo un replanteamiento al respecto si quiere seguir operando en los países europeos. Algo a lo que de momento no están dispuestos, y así lo ha declarado Richard Allen, vicepresidente de la Política de Privacidad de la red social en Europa, asegurando que “la regulación nacional plantearía serios obstáculos”, y señala que “los costes de Facebook aumentarían”.

Esto sería la consecuencia principal de que las novedades de la red social llegasen por lo tanto mucho más lenta a los usuarios europeos o incluso no llegarían. Amenaza con la que Facebook está tratando de frenar la iniciativa de Europa en la regulación de la protección de datos de los usuarios.

Para ello, Facebook propone unas soluciones alternativas como establecer políticas comunes para la protección de datos de una forma menos agresiva que no supondría realizar tantos cambios a la red social y donde las diferencias entre estados se resolverían con el trabajo en común de los reguladores nacionales.

No obstante, la última palabra la tienen los organismos reguladores europeos aunque hay que tener en cuenta que Facebook tiene gran poder y habrá que esperar a ver si consigue influir en las decisiones de los organismos en beneficio de todos los usuarios.

 

Normas