El beneficio alcanzó los 1.717 millones

Banco Santander mejora previsiones y gana el 32% más

Imagen de la sede de Banco Santander en Boadilla del Monte (Madrid).
Imagen de la sede de Banco Santander en Boadilla del Monte (Madrid). Reuters

El Grupo Santander obtuvo un beneficio neto de 1.717 millones de euros entre enero y marzo, el 32% más que en el mismo periodo del año pasado, debido al incremento de los ingresos por la mayor actividad comercial, entre otras razones. Los analistas consultados por la agencia Bloomberg contaban con que la institución ganase 1.698 millones.

El banco explicó en su nota que de los diez mercados principales en los que opera el grupo, únicamente Chile presenta descenso del beneficio. El "fuerte crecimiento", según las palabras elegidas en la nota de prensa, está sustentado en los tres grandes mercados del banco, España, Reino Unido y Brasil.

La mayor aportación corresponde a Brasil (21%), seguido de Reino Unido (20%), España (15%), EEUU (10%), México (7%), Chile (5%), Polonia (4%), Argentina (3%) y Portugal (2%). Santander Consumer Finance aporta un 10% al beneficio total.

El negocio ha comenzado a moverse en España. En el país, el beneficio atribuido creció el 42% en el periodo respecto al mismo de 2013. El conjunto de la cartera de créditos asciende a 161.023 millones, con un aumento ligeramente superior al 1% con respecto al cierre de marzo de 2014, si se descuentan las adquisiciones temporales de activos. Además, la nueva producción de financiación a empresas crece un 24% y un 36% a particulares, con las hipotecas aumentando a ritmos del 23%. Mientras, la morosidad en España se sitúa en el 7,25%, 0,13 puntos menos que en diciembre pasado y 0,36 puntos por debajo de hace un año.

Volvamos a  los resultados consolidados del grupo. El beneficio se ha visto beneficiado por la evolución de los tipos de cambio, marcada por la depreciación del euro frente al dólar y la libra. Este efecto se suma a una mejor situación de la actividad y los ingresos del grupo. Así, la mejora del 32% en el beneficio se quedaría en el 22% sin efecto de tipo de cambio; los ingresos aumentan un 13% (un 7% sin tipo de cambio); y el crédito crece un 14% (un 7% sin el efecto de las divisas).

El margen neto, es decir, la diferencia entre ingresos y costes, se sitúa en 6.067 millones, con un crecimiento del 15%. Este incremento, unido al descenso de las provisiones para insolvencias en un 5% hasta 2.563 millones, permite que el resultado final presente la ya (varias veces) referida mejora del 32%.

La cartera de créditos asciende a 813.260 millones, un 14% más que un año antes (7% sin efecto del tipo de cambio), lo que supone que el saldo de créditos ha aumentado en algo más de 100.000 millones en un año. De los diez mercados claves donde opera el grupo, el crédito crece en todos menos Portugal.

En España, el conjunto de la cartera de créditos asciende a 161.023 millones, con un aumento ligeramente superior al 1% con respecto al cierre de marzo de 2014, si se descuentan las adquisiciones temporales de activos.

Normas