El negocio móvil vuelve a penalizar al grupo

Orange España reduce ingresos un 5% hasta marzo

La empresa supera los dos millones de clientes de banda ancha fija

Logotipo de Orange en la sede en Suiza del grupo
Logotipo de Orange en la sede en Suiza del grupo

Trimestre de retroceso para Orange España en términos financieros. La compañía registro unos ingresos de 928 millones de euros entre enero y marzo, un 5% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior. De no contabilizarse los efectos regulatorios, la bajada habría sido del 3,8%, según acaba de publicar el grupo Orange.

La operadora se vio arrastrada por la enésima caída del segmento de los servicios móviles. De hecho, los ingresos en este ámbito retrocedieron un 9,6% hasta 569 millones de euros (el descenso habría sido del 8,3% de no incluirse los impactos regulatorios). La teleco se vio afectada por la presión sobre los precios por la fuerte competencia en el sector así como por el reposicionamiento comercial y tarifario.

En el área de venta de equipos móviles, el volumen de negocio subió un 2% hasta 127 millones.

La teleco se vio afectada por la presión sobre los precios por los rivales

Por el contrario, el negocio fijo volvió a ser clave para sostener a la compañía. Así, los ingresos en este segmento aumentaron un 4,6% hasta 230 millones de euros. A su vez, los ingresos en la banda ancha fija subieron un 9,4% en el primer trimestre, gracias al incremento de clientes, que cerró marzo con 2,105 millones, un 13,4% más que a la conclusión del mismo mes en 2014. Al cierre del primer trimestre, Orange contaba con 113.000 usuarios de fibra e España.

Orange ha precisado que el despliegue de fibra continuó en el primer trimestre, alcanzando una cobertura con su red de 902.000 hogares. La teleco también siguió con el despliegue de su red de 4G, que ya cubre el 73% de la población española. Orange ha indicado que ha elevado en 600.000 su base de clientes de móvil LTE.

Normas
Entra en El País para participar