Los próximos automóviles se podrán aparcar sin necesidad de estar dentro del vehículo
El nuevo BMW Serie 7 no necesitará conductor para aparcar

El nuevo BMW Serie 7 no necesitará conductor para aparcar

Sin duda alguna, BMW es uno de los fabricantes que más invierte en tecnología cuando se trata de motor. Sus automóviles cuentan con todo tipo de tecnologías punteras y como no podía ser de otra manera, una de sus gamas más excelentes, la Serie 7, se actualiza este año con unas novedades que bien podrían corresponder al próximo coche de James Bond. Si bien anteriormente ya habíamos oído hablar de algunas de estas características en varias demostraciones de Volvo, Audio y también BMW, esta es la primera vez que llega a un coche “de producción”: el aparcamiento por control remoto.

Utilizando la propia llave del vehículo denominada BMW Display Key, seremos capaces de meter el coche en una plaza de aparcamiento –y también sacarlo- sin necesidad de estar dentro del vehículo, todo de forma automática. Como ya sabíamos, el aparcamiento automático está disponible en otras gamas de BMW, pero la nueva Serie 7 es la primera que permite aparcar desde fuera del vehículo.

Por otra parte, el recién estrenado sistema iDrive de BMW permitirá interaccionar con sus coches de una forma nunca vista anteriormente: a través de nuestras manos, ya sea de forma táctil o a través de ejemplos. Por ejemplo, la Serie 7 nos permitirá aceptar o rechazar una llamada y controlar el volumen de nuestra música sin más que mover la mano hacia un lado y otro, aunque habrá muchas más funciones que incluso podrán ser personalizadas dependiendo de nuestras necesidades. Básicamente, se asignarán gestos a funciones específicas para que la experiencia sea aún más intuitiva.

Además de lo anterior, encontraremos una pantalla táctil muy habitual en los nuevos modelos y que será capaz de discernir entre los distintos dedos de la mano por lo que, dependiendo de los gestos y también de los dedos utilizados, haremos uso de unas u otras funciones. Obviamente, a todo ello hemos de añadir las distintas mejoras y asistencias de control en carretera, avisos de cambio de carril, de tráfico intenso…

Por último, destacaremos la fibra de carbono utilizado para el chasis que ayuda a disminuir el peso unos 130 kilogramos y añade ciertas mejoras en la aerodinámica. Sobre el precio, la Serie 7 de BMW en 2015 costará desde los 68.500 dólares hasta los 130.000 (suponemos el cambio 1:1 de dólar a euro).

Normas