Así se comportan los terminales bajo la máxima presión
Samsung Galaxy S6, S6 Edge, S5, iPhone 6 y 6 Plus, ¿cuál es el teléfono más resistente?

Samsung Galaxy S6, S6 Edge, S5, iPhone 6 y 6 Plus, ¿cuál es el teléfono más resistente?

Hace unos meses, cuando se comenzó a comercializar el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, surgieron diversos problemas cuando se publicaron diversos vídeos en los que se veía como el teléfono se doblaba con la presión de los dedos. Posteriormente, cuando se ha podido comprar el Samsung Galaxy S6, volvieron a surgir otros vídeos en los que se veía también como se doblaba, algo que a Samsung no le gustó publicando un vídeo propio en el que se muestra la cantidad de pruebas que pasan sus dispositivos. Pues bien, para zanjar toda la polémica, SquareTrade ha decidido realizar una comparativa de “dureza” o fragilidad, mostrando fácilmente cuál es el teléfono más resistente a través de diversas pruebas en vídeo.

El vídeo, que podéis ver en este mismo artículo, muestra como los distintos teléfonos van “rompiéndose” conforme se van realizando las pruebas, comprobando las distintas roturas que se producen al lanzar el terminal hacia el suelo, por ejemplo. En concreto, se realizan cuatro test distintos: el de resistencia al agua, en el que se comprueba si durante 10 segundos los terminales son capaces de resistir la inmersión; el test de deslizamiento, que ayuda a comprobar si, en el caso de que haya una superficie deslizante cuando un teléfono se cae, éste se desliza durante varios centímetros (lo que provoca que la parte trasera se vea más afectada); el test de caída y por último, el test de fragilidad.

Los resultados finales se pueden consultar en la tabla que hemos adjuntado. El ganador, como no podía ser de otra forma tras las distintas demostraciones “de fuerza”, es el Samsung Galaxy S6, con un riesgo medio de rotura global (más resistencia cuanta menos puntuación tenga, en este caso, hasta 50 kilogramos de presión), seguido de su predecesor el Samsung Galaxy S5 y del iPhone 6. Ahora bien, las dos “grandes novedades” de Samsung y Apple, es decir, el Galaxy S6 Edge y el iPhone 6 Plus, quedan penúltimo y último respectivamente, con puntuaciones de 5 y 6. El gran problema del mayor iPhone jamás creado es el test de caída en el que, como se ve en el vídeo, acaba por destrozar e inutilizar el terminal. Además, es el más difícil de agarrar, lo que también es un factor de riesgo para que el terminal resista el día a día.

Como conclusión podemos asegurar que en líneas generales Samsung ha mejorado su gama Galaxy S, aunque a costa de algunos elementos como es el caso del deslizamiento, que resbala dos veces más que el plástico del Galaxy S5.

Normas