La medida supondria doblar el impuesto en productos básicos, del 4% al 8%

Ciudadanos diseña el IVA del futuro: dos tipos, al 16% y al 8%

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el desayuno político que ha ofrecido hoy en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid.
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el desayuno político que ha ofrecido hoy en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid.

Pasar del 21% al 16% y del 10% al 8%. Así serán los tipos del IVA si Ciudadanos llega al Gobierno, según una propuesta que el presidente de la formación, Albert Rivera, adelantó el viernes durante un desayuno organizado en Madrid por la Fundación Caminos, el think tank del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. A la pregunta sobre la política fiscal que quiere implantar su partido, el líder de Ciudadanos contestó que su intención es volver a los tipos de IVA existentes antes de la crisis.

Esto supondría que todos los bienes y servicios a los que actualmente se aplica el tipo superreducido del 4% empezarían a tributar al 8%. Productos tan básicos como los alimentos frescos, los libros, los medicamentos, los vehículos para personas con movilidad reducida, sillas de ruedas, productos dentales para personas con discapacidad, y viviendas de protección oficial de régimen especial o de protección pública, duplicarían su IVA respecto al actual.

Por el contrario, un descenso de dos puntos porcentuales en el tipo reducido, del 10% al 8%, aligeraría la imposición sobre los alimentos elaborados, el agua, el servicio en bares y restaurantes, los transportes públicos y la vivienda nueva. Fedea calcula que a estos dos tipos –reducido y superreducido– está gravado alrededor del 60% de la cesta de la compra.

Más fuerte sería la bajada en el tipo general que grava actualmente el resto de bienes. Ropa, coches, peluquerías, cine y cosméticos serían algunos de los productos y servicios que pasarían del 21% al 16%. “Proponemos lo que tienen Alemania y otros países europeos”, afirmó Rivera, al anticipar un punto programático que será detallado el próximo día 21 por el economista Luis Garicano, responsable del plan económico de la formación naranja.

El problema, en palabras del líder de Ciudadanos, es que “en España los tipos del IVA son altos, pero la recaudación es poca”. Para solucionarlo, prevé “acabar con exenciones y deducciones”, además de pasar de tres tipos a dos. “Con esta propuesta pretendemos recaudar lo mismo o incluso más, pero quitando parte de la carga”, argumentó.

Unas ideas que parecen contradecir los planteamientos que la formación naranja había defendido hasta ahora. En su web aparece todavía que Ciudadanos aboga por un tipo impositivo único de entre el 16% y el 19%. Sin embargo, hace poco más de cuatro meses, la formación que lidera Rivera publicó en su cuenta de Twitter un gráfico en el que proponía bajar el IVA para agua y transportes públicos al 4%, y la electricidad y el gas al 10%. Asimismo, en una reciente entrevista en Cinco Días, Garicano declaró que estaba estudiando un tipo general del 16%, y confirmó la intención de aplicarlo a más productos, sin concretar si el servicio en bares y restaurantes, de tributar al 10% como ahora, pasaría al 16%, por ejemplo.

Gasto público y plan energético

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, reiteró el viernes su intención de no gastar ni un euro más en nuevas líneas de AVE, en el caso de que la formación que lidera ganase los próximos comicios. "Somos el primer país del mundo en alta velocidad, en término absoluto la segunda red más larga del mundo (la primera es China). Pero si estamos solo en el puesto 39 en I+d+i, algunas cosas se habrán hecho mal. Vamos a equilibrar eso”.

Durante la conferencia, Rivera justificó su planteamiento contrario a seguir ampliando la red de alta velocidad: "Hay partidos que se han dedicado a construir kilómetros de AVE en lugares donde había una vía infrautilizada, sin pasajeros, mientras se ha puesto la tijera en la investigación".

"Si nos toca gobernar, 1.000 millones de euros de presupuesto los vamos a dedicar a la creación de una red de unos 30 institutos para la investigación aplicada para las empresas”, añadió, al señalar que "la mayoría" de los demás países europeos durante la crisis han aumentado la inversión en I+d+i. "Por el contrario, el Gobierno de España ha pensado que con la crisis hay que dejar de innovar", afirmó.

Es precisamente con los 3.561 millones que se ahorraría en inversión en alta velocidad que la formación naranja quiere financiar el programa para autónomos y pymes, unas propuestas que Rivera presentó el pasado martes junto con el responsable del programa económico de Ciudadanos, Luis Garicano, y los economistas Manuel Conthe y Daniel Comín, y sobre las que volvió a incidir el viernes ante los ingenieros de caminos.

Entre ellas, el presidente de la formación naranja destacó las destinadas a los autónomos que ingresen menos del SMI mensual. En este caso, se eliminaría la cuota de la Seguridad Social, se aplicaría una retención del 7,2% de las ganancias netas hasta el tope máximo del régimen común, y se eliminaría la liquidación del IVA. Los ingresos se declararían una sola vez al año, en el IRPF. Para aquellos autónomos que ganen más del SMI mensual, Ciudadanos quiere abolir la cuota mínima para la Seguridad Social y establecer un porcentaje –todavía sin concretar– que aumentaría de acuerdo con la facturación, hasta el tope del régimen general.

Rivera hizo hincapié en la necesidad de reactivar el gasto público, "pero no para hacer aeropuertos que luego quedan vacíos", subrayó. El líder de Ciudadanos recalcó la importancia de los corredores de mercancías como el del Mediterráneo, “porque tienen una cuota de retorno y una repercusión en la economía”.

“La red ferroviaria y de carreteras de España necesitan mantenimiento, cierto, sin embargo tenemos que invertir sobre todo en la rehabilitación de edificios y espacios públicos, así como de barrios históricos”, explicó, a la pregunta sobre los sectores hacia los que debe dirigirse el dinero de las arcas públicas.

Al referirse a los despilfarros, Rivera propuso la obligatoriedad de informes preceptivos de impacto económico en los que se reflejen las cuotas de retorno de las inversiones en infraestructuras. "Si se se invierte en una obra que no es rentable, y se hace para obtener un beneficio social, que así se explique y que el político lo defienda. Lo que no puede ser es que se hagan rotondas, líneas de tren, campos de fútbol con cesped artificial, sin rendir cuentas".

En lo que a regulación energética se refiere, el presidente de la formación naranja subrayó que “España es uno de los países más caóticos, tanto para los consumidores como para las empresas”, y lamentó que que no se elabore un “mix energético” de Estado, sino planes "del PP o del PSOE", lo que no permite saber si las inversiones y las condiciones fiscales en este sector se van a mantener en los próximos años. Para ejemplificarlo, habló de los “bandazos” que, en su opinión, los diferentes Gobiernos han dado en el campo de las renovables o de los “debates localistas” para saber si una central nuclear ha de cerrarse o no. “Esto no puede ir así, hay que planificar a 20 años vista sin cargarse la seguridad jurídica”, dijo Rivera.

"También con el agua se ha jugado políticamente", denunció el líder de Ciudadanos. "Un plan hidrológico debe tener un carácter técnico y profesional y no político, debe servir a la ciudadanía y no a contentar a gobernantes locales amigos". En este sentido, Rivera se mostró favorable a la elaboración de un plan hidrológico y también de la modernización del sistema de riego en algunas zonas de España.

A la pregunta sobre el papel actual de los colegios profesionales, Rivera afirmó que, en algunos ámbitos, son "muy necesarios", pero "tienen que ponerse las pilas": estos organismos, en sus palabras, deberían obrar para que los profesionales se colegien no por obligación legal, sino por la calidad y la importancia de los servicios que ofrecen, como los relacionados a la seguridad jurídica, la capacitación o la formación.

Un capítulo del programa de Ciudadanos está dedicado a la formación y tiene por objetivo, según dijo el líder de la formación, "vincular las plazas ofertadas en las universidades con la demanda real del mercado laboral". Con respecto a la formación de los trabajadores, ha denunciado "el monopolio de los sindicatos españoles en este sector" y abogó por una medida que, dijo, ya se aplica en Holanda: un cheque de 1.200 euros para que un trabajador en el paro pueda formarse en la escuela que quiera, "para que cada uno domine su propio currículum y se forme en lo que crea conveniente".

Normas
Entra en El País para participar