Ciudadanos ultima su propuesta económica

Rivera promete un cheque de formación de 1.200 euros para cada desempleado

Las Palmas de Gran Canaria
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención hoy en un desayuno informativo organizado en Las Palmas de Gran Canaria. EFE
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención hoy en un desayuno informativo organizado en Las Palmas de Gran Canaria. EFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha anunciado hoy que su partido ofrecerá a cada desempleado un cheque por valor de 1.200 euros destinado a mejorar su formación. Rivera ha dado a conocer esta propuesta en una rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria, donde ha afirmado que el desempleo “es un problema español” que este partido tratará de paliar con medidas como una bonificación de 50 euros para que los autónomos paguen menos cuota el primer año o un contrato de igualdad de oportunidades, que pretende que todos los ciudadanos tengan un contrato indefinido desde que empiezan a trabajar.

Ciudadanos también propone eximir un año del pago a la Seguridad Social al empresario que saque a una persona del paro y este cheque de formación para todos los “ciudadanos españoles en el paro”, medida con la que, además de mejorar su cualificación, se pretende perseguir que “no sean las patronales y los sindicatos quienes tengan el monopolio de la formación” ocupacional.

El presidente de Ciudadanos también ha aludido a la financiación de los partidos políticos y ha dicho que “es mentira que sea insuficiente”.

“Lo que pasa es que algunos quieren llevarse mordidas de las obras públicas, pero eso son redes delictivas en torno a la política”, ha afirmado Rivera, quien ha estimado que la retribución pública que reciben los partidos políticos “puede bajarse”, mientras que las privadas han de ser, exclusivamente, a título individual, y no de sociedades anónimas o empresas porque un consejo de administración “no tiene ideología, sino intereses”.

Ciudadanos también propone que el Ministerio del Interior publique las cuentas de los partidos políticos, como hace ya este partido. Sobre las posibles alianzas postelectorales de Ciudadanos, su presidente Albert Rivera ha manifestado que este partido no formará parte de “cambalaches, coaliciones, círculos o cuadrados” porque huye del modelo de formación política que “hace candidaturas a cualquier precio y con cualquiera”.

Rivera ha destacado que España necesita un proyecto político que no sea instrumento de ningún grupo de presión y ha asegurado que Ciudadanos “no viene a cambiar sillas, sino a tirar de la manta y destapar la corrupción”, con el convencimiento de que es necesario aplicar criterios de gestión y eficacia a la administración pública.

El presidente de Ciudadanos no ha querido, por respeto a lo que se decida en las urnas, avanzar qué hará este partido tras los próximos comicios, si bien ha subrayado que parte de la base de que “gobierna quien consigue generar mayorías”, lo que, en su opinión, no se logra con el 28 % de los votos, aunque se sea la fuerza más votada.

Albert Rivera ha advertido al PP y al PSOE de que para gobernar con Ciudadanos tienen que pensar si quieren listas electorales abiertas, expulsar de sus filas a los imputados y suscribir un pacto contra la corrupción, tres de los condicionantes que esta organización política pondrá sobre la mesa en cualquier caso.

Sobre esta última “línea roja”, la de la exigencia de expulsar a los imputados, Rivera se ha referido a Andalucía y ha dicho que el PSOE tiene la oportunidad de romper con el pasado y expulsar a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, imputados en la trama de los ERE.

Si esto se produce, se pondrían “a hablar de proyectos”, ha afirmado Rivera en referencia a un posible acuerdo postelectoral con los socialistas andaluces.

“Con este PSOE y este PP, si no cambian ni una sola coma, Ciudadanos hará una oposición dura”, ha aseverado Rivera, quien ha destacado que su partido ha pasado de concitar un 4 % de intención de voto a un 18 % en solo seis meses.

Iglesias: “Cambio y recambio son cosas diferentes”

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha afirmado hoy que es “bueno” que haya nuevas formaciones políticas, como Ciudadanos, pero ha precisado que “el cambio y el recambio son cosas diferentes”.

Iglesias se ha referido al auge de Ciudadanos en las encuestas en una rueda de prensa ofrecida en el Círculo de Bellas Artes de Madrid tras la reunión del Consejo de Coordinación de Podemos, en la que se ha analizado la estrategia de campaña con vistas a las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo.

“Es muy importante distinguir entre el cambio, que supone estar con la gente y no defender los privilegios de los de arriba, y el recambio. Cambio y recambio son cosas diferentes”, ha respondido Iglesias al ser preguntado por la formación que lidera Albert Rivera.

El dirigente de Podemos ha hecho hincapié en que “es bueno que haya diferentes opciones políticas, que exista pluralismo y que haya partidos que hagan propuestas diferentes”, pero ha incidido en que “el cambio político significa cuestionar la corrupción y las políticas que han llevado al desastre. Eso es fundamental a la hora de relacionarnos y opinar sobre cualquier actor político y a la hora de definir a nuestros adversarios”, ha apuntado.

A su juicio, en España es preciso “gobernar a favor de la gente y hacer lo contrario de lo que se ha hecho hasta ahora”, al insistir en que los principales problemas son la corrupción y las políticas de austeridad.

Iglesias ha señalado que la cuestión de los pactos está “fuera de agenda” hasta que no se celebren las elecciones, pero ha fijado las bases para entablar alianzas con Podemos. “Quien entienda que el cambio es algo diferente a cambiar las caras y los nombres e implica cambiar las políticas, podrá entenderse con nosotros. Quien entienda que de lo que se trata es de generar un nuevo recambio, no podrá entenderse con nosotros”, ha sintetizado. Iglesias ha subrayado que su “principal adversario” es el PP y que en los comicios de mayo, Podemos “saldrá a ganar” al partido de Mariano Rajoy.

Sobre los sondeos y a la pregunta de si su formación se ha estancado, ha declarado que “los resultados electorales los deciden los ciudadanos, no las encuestas”. Para Iglesias, lo que muestran a las claras los sondeos electorales es que hay “un desgaste de los partidos dinásticos”, en alusión a PP y PSOE. Por ello, ha remarcado que el objetivo de Podemos es “trabajar con humildad y ganar las elecciones para conseguir que el protagonismo de la gente sea la base del cambio” en España.

Normas