X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Los cinco productos que huyen del riesgo »

Los fondos más defensivos

1. La solvencia de Renta 4 Monetario

Todo equipo necesita bajo los palos un portero solvente, que reduzca al máximo la probabilidad de encajar un gol. Del mismo modo que nadie espera del portero que marque goles (aunque ocurre de cuando en cuando), no se pide a los fondos ultradefenisvos una buena rentabilidad, sino un riesgo mínimo de generar pérdidas. Uno de los fondos de inversión más seguros que se ofrecen entre las gestoras españolas es el Renta 4 Monetario. “El objetivo del fondo es rentabilizar la inversión asumiendo un nivel mínimo de riesgo de mercado, al estar invertido su patrimonio de forma preferente en activos de renta fija a corto plazo y depósitos” explican desde la gestora. Actualmente, la cartera del fondo está invertida en su totalidad en depósitos de diferentes entidades financieras españolas. La duración media de la cartera continúa siendo inferior a seis meses. “Las perspectivas siguen siendo positivas pero asumiendo tipos de interés cada vez más bajos, con volatilidad prácticamente nula”, comentan desde Renta 4. El fondo, que gestiona un patrimonio de 450 millones de euros, ha logrado una rentabilidad media anual durante los últimos cinco años del 2,71%.

Igual que Manuel Neuer –del Bayern de Munich– es el portero de moda tras ser finalista para el Balón de Oro, Renta 4 Monetario ha sido distinguido recientemente por The Wall Street Journal como uno de los mejores fondos monetarios del mundo.

Mientras, el Ahorro Corporación Monetario toma como referencia la rentabilidad del índice euríbor 3 meses. “El principal objetivo es mantener el capital invertido y obtener una rentabilidad acorde con los tipos del mercado monetario”, comenta la entidad en el folleto de emisión. Su estrategia de inversión se basa en una exposición en otros fondos especializados en renta fija a corto plazo. El producto tiene cuatro estrellas Morningstar por el buen desempeño que ha tenido durante los últimos cinco años. En este periodo ha tenido un rendimiento medio anual del 1,5%, superando siempre al índice de referencia.

Otro Iker Casillas de los fondos de inversión es Aviva Corto Plazo que mantiene cuatro estrellas Morningstar tras haber obtenido un rentabilidad anualizada del 1,58% durante los últimos cinco años, invirtiendo fundamentalmente en depósitos de entidades financieras españolas y cédulas hipotecarias.

2. AC Bonos Financieros, el gran carrilero

La pieza más ofensiva de la defensa. Un ojo en el campo contrario, y otro en la retaguardia. Estas características que deben tener los laterales, son equiparables a las de cierto tipo de fondos de renta fija: se les pide seguridad y solvencia, pero también que sean capaces de ofrecer un plus de rentabilidad frente a otros fondos más conservadores. Este es el caso de AC Bonos Financieros, un producto de Ahorro Corporación, que ha acordado la venta de su gestora a Abanca. El fondo invierte el 100% en otras instituciones de inversión colectiva de renta fija. Su exposición a emisiones de bonos realizados por administraciones públicas de España y Portugal, junto con deuda emitida por entidades financieras de estos países le ha permitido obtener fuertes rentabilidades durante los últimos años. En 2014, un 10,1%; en 2013, un 13,7%, hasta lograr un rendimiento medio anual en los últimos cinco ejercicios del 6,77%. Su excelente evolución le ha granjeado la obtención de cinco estrellas Morningstar.

Otro fondo que ha sabido jugar su banda con mucho éxito ha sido Sabadell Bonos España, con una rentabilidad media anual de 6,07% durante los últimos tres años y cinco estrellas Morningstar. Las inversiones se han concentrado en activos de renta fija pública y privada de emisores españoles denominados en euros, especialmente deuda pública emitida por el Tesoro español. En lo que va de año, este producto ya ha conseguido revalorizarse un 2,6% y, con la entrada en juego de las compras de deuda pública europea por parte del BCE, los activos del fondo aún pueden tener cierto recorrido.

Otro de los Philip Lahm o Dani Alves de los fondos de inversión es el Foncaixa 31, gestionado por Invercaixa –la gestora de activos de CaixaBank–. Invierte en deuda pública diversificada, nacional o extranjera. Durante los últimos tres años ha logrado una rentabilidad media anual del 3,87%, por medio de inversiones en bonos emitidos por la Generalitat de Cataluña, así como cédulas hipotecarias emitidas por bancos y cajas españoles. Al igual que le ocurre a otros productos similares, la rentabilidad esperada será más limitada a la obtenida durante los últimos años.

3 y 4. La solidez de Torrenova y Mediolanum Renta

Fiabilidad, consistencia, capacidad de anticipación... son algunas de las virtudes que deben tener los defensas centrales. Solo los mejores, como Paolo Maldini o Cafú, son capaces de mantener estas virtudes partido a partido, año tras año. Del mismo modo, lo que se exige a los fondos más conservadores es que, ante todo, preserven el patrimonio del patrícipe. Que inviertan, pero limitando al máximo la volatilidad. Que renten, pero controlando estrictamente los riesgos.

Dentro de esta familia, una de las referencias del mercado es Torrenova, el fondo de March Asset Management que replica el comportamiento de la Sicav del mismo nombre, que es utilizada por la familia March para gestionar parte de su fortuna. El símbolo que utiliza la gestora para comercializar este fondo es un olivo milenario, y el objetivo declarado del producto es “obtener una rentabilidad que supere en dos puntos la inflación de la zona euro, con una volatilidad inferior al 6%”. Así, si los precios se estancan, como ocurre actualmente, los gestores no arriesgarán prácticamente nada, y les bastará con obtener un rendimiento anual del 2%.

Torrenova sigue un modelo de gestión flexible, con una exposición a Bolsa de entre el 10% y el 40% (los grandes centrales también consiguen grandes goles, como el que logró Carles Puyol ante Alemania en el Mundial). Además, esta inversión no tiene limitación por áreas geográficas, sectores o instrumentos financieros. La exposición a renta variable se fija con horizontes de inversión a medio y largo plazo. El producto está gestionado desde hace nueve años por Juan Berberana, y en los últimos tres ejercicios ha logrado una rentabilidad media anual del 4,18%.

Desde Abante Asesores, recomiendan como uno de los mejores especialistas mundiales en renta fija el Invesco Global Total Return, un fondo que busca generar ingresos y un lograr un incremento del capital a largo plazo. El fondo invertirá principalmente en instrumentos de deuda de todo el mundo. Su rentabilidad media anual en los últimos tres años ha sido del 5,42%. Actualmente su mayor exposición está en deuda de Reino Unido.

Al igual que los centrales deben saber leer el partido y adelantar líneas cuando es necesario, los fondos de renta fija se han convertido en los últimos años en unos excelentes generadores de rentabilidad, pero todo apunta a que los rendimientos serán bajos en los próximos ejercicios.

En la Liga de las Estrellas de Morningstar una de las gestoras medianas que más ha destacado últimamente es EDM Asset Management. Su fondo EDM - Ahorro ha sido distinguido con cinco estrellas, tras lograr una revalorización media anual del 3,31%, con un nivel de riesgos muy limitado. Su cartera de inversiones ha estado muy volcada en la deuda pública española, que ha registrado una evolución espectacular en los tres últimos ejercicios.

La pareja de centrales es el pilar a partir del cual se construye un gran equipo. La coordinación entre ellos y las virtudes complementarias son claves para salvaguardar la portería. Firmeza y rapidez. Juego aéreo y juego de pies... Un fondo que puede sincronizarse perfectamente a otro defensivo es el Mediolanum Renta: un producto que invierte en renta fija pública y privada, así como en depósitos en entidades de crédito y en instrumentos del mercado monetario no cotizados, que sean líquidos. Durante los últimos cinco años ha obtenido una rentabilidad media anual del 6,09%, superando de forma consistente a otros fondos similares. En lo que va de año, el Mediolanum Renta ha logrado ya un rendimiento del 1,9%, a pesar de los bajísimos tipos de interés del mercado, con inversiones tan variadas como bonos emitidos por la Universidad de Valencia o la Región de Campania.

En esa dupla de centrales solventes, como los Miranda/Godín del Atlético de Madrid o Thiago Silva/David Luiz, del PSG, otro valor seguro es Mutuafondo, un fondo de renta fija a corto plazo que invierte en bonos públicos y privados, denominados fundamentalmente en euros. “Las fuentes de valor y rentabilidad radican en una gestión activa de los movimientos de tipos de interés, crédito, valor relativo y, en menor medida, divisas”, explican desde la gestora de activos del grupo Mutua Madrileña. Mutuafondo fue el primer fondo de inversión lanzado por Mutuactivos, en 1987, y desde su lanzamiento acumula una rentabilidad del 458,44%, lo que supone un 6,31% de rentabilidad anual.

Otra opción dentro de esta categoría es el Gesiuris Fixed Income, un producto lanzado por una emergente gestora de tamaño medio. Este fondo invierte en valores de renta fija lanzados por emisores públicos y privados, negociados principalmente en mercados de la zona euro aunque. En los tres últimos ejercicios, las rentabilidad anual media que ha obtenido es del 2,91%. Sus principales apuestas son bonos españoles y depósitos de Bankinter.

5. Recorrido en Sabadell Emergente Mixto

Un buen lateral debe tener zancada amplia, capacidad para incorporarse al ataque cuando las circunstancias del partido lo exigen y, sobre todo, actitud para replegarse a toda velocidad cuando hay que defender. Esta flexibilidad es una de las principales características del fondo Sabadell Emergente Mixto, un producto cuatro estrellas Morningstar, que permite aprovechar el tirón del mercado, limitando los riesgos.

“Se trata de una propuesta única e innovadora entre los fondos de inversión, que puede aprovechar las mejores oportunidades que ofrece tanto la renta fija como la renta variable de las economías emergentes”, explican desde la gestora de Banco Sabadell. “La exposición a Bolsa varía entre el 10% y el 50% y la selección de los emisores de renta fija se basa en un profundo análisis de las condiciones económicas y financieras de cada país, buscando los de mejor solvencia”. Este fondo logró una revalorización en 2014 del 15,86% y este año acumula ya más de un 12%.

Esa capacidad de especialistas como Jordi Alba o David Alaba para volar hasta las inmediaciones del área rival para meter un pase y al segundo recuperar la posición, es una característica compartida por este perfil de fondos: vocación ofensiva, combinada con capacidad de repliegue.

Otro producto atractivo dentro de la categoría de fondos mixtos defensivos puede ser el Belgravia Beta, de la gestora Abante Asesores. Se trata de una Sicav cuya principal característica es la gestión activa de su cartera, pudiendo variar libremente el nivel de inversión en renta variable.Su inversión media histórica en Bolsa se sitúa en el 50%, pero realmente son tan flexibles, que son capaces de subir y bajar el peso en Bolsa con rapidez. La rentabilidad acumulada durante los últimos 12 meses ha sido del 21,92%. El gestor de la Sicav es Carlos Cerezo, quien lleva al frente del producto 15 años con unos resultados excelentes. Desde sus inicios ha logrado una rentabilidad anualizada superior al 8,5%, con una volatilidad anual cercana al 10%.

Archivado en:

Y además:

Outbrain