Quiere implantar turnos de mañana y tarde a miles de sus gestores

Bankia prepara una ofensiva para romper los horarios en el sector

En la imagen, una bandera española que ondea delante de la sede de Bankia en Madrid (España). EFEArchivo
En la imagen, una bandera española que ondea delante de la sede de Bankia en Madrid (España). EFE/Archivo EFE

Bankia busca cualquier vía para reforzar su músculo comercial y captar nuevos clientes. Ahora ha tomado la iniciativa y pretende ampliar y flexibilizar los horarios de los miles de gestores de carteras del banco para que den servicio a sus clientes desde las 8.00 horas hasta las 19.00 en jornadas partidas.

Sindicatos y entidades financieras comenzaron a principios de año a negociar los nuevos convenios colectivos de banca, ahorro y cooperativas de crédito que afectan a unos 250.000 empleados. En los tres casos, el objetivo es firmar acuerdos laborales para los próximos cuatro años. Salvo en este punto –el periodo de aplicación–, de momento en el resto de los asuntos abordados en las tres negociaciones parece que existen varias diferencias.

La que más llama la atención es la de los horarios. La Acarl, patronal de las cajas de ahorros transformadas en bancos y de sus fundaciones, se descolgó hace unas semanas con su pretensión de liberalizar los horarios de estas entidades, algo que sorprendió a los sindicatos.

Su idea es que cada entidad decida qué horario quiere aplicar según sus necesidades. Ya existe algún ejemplo, como Abanca, que abre 44 oficinas en horario de mañana y tarde; Evo Banco, con horarios también de mañana y tarde, o las oficinas denominadas ágiles de Bankia, pero sus jornadas han sido acordadas con los sindicatos y afectan a muy pocos trabajadores.

Ahora ha sido precisamente el banco que preside José Ignacio Goirigolzarri el que ha dado el primer paso para implantar, de momento en la entidad, aunque posiblemente se extienda al resto de las antiguas cajas de ahorros, jornadas de mañana y tarde para los miles de gestores de cartera que tiene.

La propuesta de Bankia aún no ha sido puesta en práctica, aunque el departamento de recursos humanos ya ha comentado a algunos gestores sus nuevos horarios, que comenzarán a ser operativos el lunes. Será como una prueba para comprobar su eficacia, aunque este proyecto se lleva comentando desde hace unas semanas. Los directivos de Bankia están aprovechando la ronda que llevan a cabo por las distintas provincias españolas donde la entidad tiene una presencia destacada para explicar a los directores de zona y de oficina los resultados obtenidos en 2014, para anunciar también la pretendida nueva jornada laboral.

La idea es implantar este cambio de lunes a jueves durante 10 meses al año, excluidos julio y agosto. Con esta iniciativa, Bankia quiere adelantarse al resto del sector. Con los nuevos horarios de sus gestores pretende ampliar el servicio al cliente y adaptarse a sus necesidades, explican desde la entidad. Argumentan, además, que así se consigue homogeneizar y regularizar la flexibilidad de horarios. “No es lógico que tengamos por convenio horarios de los años setenta”, añade una fuente.

Esta medida, no obstante, no significará la apertura de oficinas al público de mañana y tarde, sino ampliar el turno de los gestores que tienen carteras de clientes para que estos puedan quedar con ellos en un horario más amplio.

Los sindicatos son totalmente contrarios a esta iniciativa, más cuando la medida no se ha negociado con ellos ni en la empresa ni en convenio, cuya mesa para su debate se abrió hace varias semanas. CC OO asegura que no está de acuerdo con esta propuesta y ha pedido una reunión a la entidad para su debate. Con la nueva regulación laboral Bankia puede implantar unilateralmente estos nuevos horarios sin necesidad de que sean aprobados por los sindicatos, recuerdan fuentes financieras.

La patronal del sector de ahorro sería inicialmente partidaria de esta iniciativa, más cuando ha planteado en la mesa de negociación que su proyecto es dar un giro completo al convenio colectivo actual al considerar que ha quedado desfasado. Pretende liberalizar horarios y otros conceptos, incluidos la movilidad, explican fuentes sindicales. Los empleados de este sector tienen regularizado por convenio 1.680 horas anuales. Y sus salarios, según esta patronal, son de los más elevados, solo superados por el sector energético, según un estudio interno que han expuesto en la mesa de negociación con los sindicatos.

 

Cajamar, fuera de la mesa del convenio de cooperativas

El 5 de marzo se constituyó la mesa del convenio colectivo de cooperativas de crédito, en el que se incluyen las cajas rurales. Lo curioso de la nueva mesa que discutirá las condiciones laborales de este pequeño sector para los próximos cuatro años es que han quedado fuera Asemecc, la patronal creada hace unos meses por el grupo Cajamar precisamente para poder estar de forma independiente en las negociaciones colectivas, y FITC, un sindicato del sector que desde hace 35 años (los que se lleva negociando) siempre se ha sentado en esta mesa.

La Unacc, la mayor y única patronal de las cooperativas hasta la creación de Asemecc, considera que el grupo Cajamar no puede sentarse a negociar también como representante del sector al estar integrado por una sola entidad, y parece que las normas así lo regulan, ya que ha quedado fuera a la espera de que encuentre algún socio más.

FITC ha quedado fuera de mesa al no haber conseguido una representación del 10%, y eso que este sindicato ha llegado a ser mayoritario en los primeros años de negociaciones.

Normas
Entra en El País para participar