Suspende las competiciones profesionales

El nuevo gobierno griego prohíbe el fútbol

Aficionados de Panatinaikos y Olimpiacos lanzan vengalas durante el partido del pasado día 22 de febrero
Aficionados de Panatinaikos y Olimpiacos lanzan vengalas durante el partido del pasado día 22 de febrero Reuters

El ministro adjunto de Deportes, Stavros Kondonís, anunció hoy la suspensión indefinida de todos los partidos de fútbol de la liga griega para poner en marcha una serie de medidas encaminadas a acabar con la violencia en los estadios.

Kondonís afirmó que se suspenden los enfrentamientos de todos los campeonatos profesionales y semiprofesionales de primera, segunda y tercera división, después de que el pasado domingo se produjesen graves incidentes en el derbi que enfrentó al Panathinaikos y al Olympiacos.

Según ha informado la agencia Efe, esta suspensión afectará a los campeonatos profesionales y semiprofesionales de primera, segunda y tercera división. El presidente, Alexis Tsipras, respaldó la postura de Kondonís y le dio luz verde para emprender acciones que eviten incidentes similares en el futuro.

El domingo, minutos antes de que empezase el encuentro, unos cincuenta seguidores radicales del Panathinaikos invadieron el terreno de juego del Apostolos Nikolaidis, su estadio, y lanzaron objetos a los jugadores del Olympiacos que empezaban el calentamiento. Al parecer, la invasión del campo se debió a que el entrenador del Olympiacos, Vitor Pereira, se acercó a tocar la portería de los locales antes de comenzar el encuentro. Pereira realiza este ritual en cada partido.

Una vez acabado el encuentro, siguieron registrándose incidentes, como lanzamientos de bengalas y otros objetos, hasta que la policía tuvo que intervenir con gases lacrimógenos.

Normas