El país se consolida como uno de los principales generadores de caja
El consejero delegado de Telefónica Deutschland, Thorsten Dirks, ayer en Düsseldorf (Alemania).
El consejero delegado de Telefónica Deutschland, Thorsten Dirks, ayer en Düsseldorf (Alemania). EFE

Telefónica percibirá 434 millones por el dividendo de la filial alemana

La filial pierde 721 millones por las cargas extraordinarias

Contabiliza unos costes extraordinarios de 414 millones por la reestructuración de plantilla

Primeros resultados de Telefónica Deutschland tras el cierre de la compra de E-Plus, filial de KPN, durante el pasado otoño. De momento, la compañía ha confirmado que va a mantener una política activa de retribución a los accionistas. Así, Telefónica Deutschland anunció ayer su intención de proponer a la junta de accionistas la aprobación del pago de un dividendo en efectivo de al menos 700 millones de euros, a cuenta de 2014. Este dividendo se pagaría en el mes de mayo.

Con este dividendo a la vista, Telefónica percibiría en torno a 434 millones de euros, dada su actual participación del 62,1% del capital. A su vez, KPN, propietaria de un 20,5% de las acciones, recibiría algo más de 145 millones. El grupo holandés, de hecho, convirtió a Telefónica Deutschland en un pilar clave para elevar su propio dividendo.

De esta forma, Alemania consolida aún más su posición entre los principales mercados en aportación de caja para Telefónica. En esta línea, Telefónica Deutschland señaló que va a mantener su alto ratio de pay-out, en línea con la generación de cash flow, con la intención de mantener el ratio de apalancamiento a medio plazo por debajo de una vez.

En términos operativos, Telefónica Deutschland registró unos ingresos durante el ejercicio de 2014 de 5.522 millones de euros, un 12,4% más que en 2013, y por encima de las previsiones del mercado (en base combinado con E-Plus, habrían sido de 7.793 millones). En el cuarto trimestre, el incremento fue del 62,4% hasta 2.019 millones, por la incorporación de la citada E-Plus, adquirida durante el pasado año por cerca de 8.600 millones. De incluir esta última compañía en las cuentas de 2013, los ingresos se habrían mantenido.

La empresa registró unas pérdidas de 721 millones de euros en 2014, frente a un beneficio de 78 millones en 2013. Los números rojos son consecuencia de las depreciaciones y las provisiones llevadas a cabo para hacer frente a la reestructuración de plantilla iniciada tras la integración de E-Plus. Telefónica Deutschland, que está en proceso de reducción de su fuerza laboral de un 18% hasta 2018, contabilizó unos costes de reestructuración de 414 millones en 2014.

En estas circunstancias, el beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) bajó un 45% hasta 679 millones como consecuencia de la citada reestructuración. La empresa, que registró un capex de 1.161 millones, aceleró los despliegues de 4G.

De cara a 2015, la firma señaló que espera obtener unas sinergias cercanas a 250 millones como consecuencia de la integración de E-Plus. Telefónica Deutschland prevé un crecimiento del 10% del oibda así como una estabilización de los ingresos de los servicios móviles.

Los mercados vieron bien los resultados. A la apertura, las acciones de Telefónica Deutschland subieron un 8,4%, la mayor subida desde su salida a Bolsa en octubre de 2012. Finalmente, subieron un 0,8%. Telefónica subió un 1,08%, alcanzando su precio máximo desde el verano de 2011.

Impulso de las redes de nueva generación

Thorsten Dirks, consejero delegado de Telefónica Deutschland desde el pasado 1 de octubre, defendió en la call conference con inversores que la empresa está en proceso de transformación hacia el mundo digital, y precisó que se ha apalancado en negocios rentables. El ejecutivo destacó el fuerte desempeño comercial de la empresa en el cuarto trimestre, con un incremento de la actividad en los distintos canales de distribución.

Dentro del despliegue tecnológico, el directivo destacó que, de cara a 2016, prevé que la cobertura 4G llegue al 90% de la población alemana. A final de 2014 la cobertura era del 62%. Además, destacó que la firma acelerará los despliegues de las redes fijas de nueva generación (con tecnología VDSL).

En este contexto, los ingresos por datos móviles en 2014 ascendieron a 1.793 millones de euros al contabilizar E-Plus en el cuarto trimestre. El porcentaje del negocio sin incluir los SMS supuso el 68% del total, gracias al aumento del ratio de penetración de los smartphones con tecnología 4G, que se situó en el 75% del segmento de contrato. En la telefonía fija, los ingresos bajaron un 7,8% hasta 1.138 millones.

En términos generales, Telefónica Deutschland cerró 2014 con 47,66 millones de clientes, una vez cerrada la integración de E-Plus. De ellos, en torno a 42,12 millones corresponden a la telefonía móvil, de los que un 18,77 millones son usuarios de contrato, 23,35 millones de prepago y 414.000 son conexiones móviles entre máquinas (M2M). La compra de E-Plus convirtió a Telefónica Deutschland en la primera operadora de móviles del país por número de clientes, por delante de Deutsche Telekom y Vodafone.

Normas