Las ventas bajan un 3%

Iberdrola concentró el 70% de sus inversiones en EE UU y Reino Unido

La menor demanda y la reforma eléctrica hacen caer el beneficio neto

La compañía obtiene un ebitda de 6.964 millones, un 3,1% más

Galán da por zanjado "el déficit estructural de tarifa"

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, esta mañana en Londres.
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, esta mañana en Londres.

Iberdrola sigue arrastrando las consecuencias de los cambios regulatorios aplicados por el Gobierno en el sector energético, que el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, calificó hoy de “dramáticos”. En el caso de Iberdrola el impacto de la reforma eléctrica ascendió el año pasado a 617 millones (recorte a la distribución y las renovables; menor incentivo a la inversión y el pago del bono social). Este impacto, además de otros de tipo fiscal y la caída de la demanda en varios de sus mercados, ha contribuido a un descenso del beneficio neto del 9,5% que, aun con todo, ascendió a 2.326 millones de euros gracias al negocio internacional y a las actividades reguladas.

El ebitda de la compañía sumó 6.964 millones, un 3,1% más que en 2013 y las ventas otros 30.032 millones, un 3,4%menos que el año anterior. De las inversiones brutas realizadas el año pasado por Iberdrola (3.376 millones de euros), un 70% se concentraron en Reino Unido (el 46%) y Estados Unidos (24%). En línea con el resto del sector, en España las inversiones se han limitado prácticamente al mantenimiento (un 18% de las mismas). Además, en un 90% se destinaron a las actividades reguladas.

En una conferencia de analistas celebrada en Londres, Galán ha augurado una mejora en la evolución de sus resultados este año, gracias a las inversines en marcha, al efecto positivo del tipo de cambio y a la “normalización” de los niveles de demanda (el año pasado la demanda de la industria creció un 5%)y la producción.De los 138.892 GWh generador por el grupo en todo el mundo, 61,000 GWh corresponden a España, donde registró un aumento del 5,1%, mientras que cayó en Reino Unido (en igual porcentaje) y Estados Unidos (un 2,4%).

“Nos sentimos optimistas acerca de cuáles van a ser los resultados de este año”, apuntó Galán, tras recordar que los de 2014 han sido también mejor de lo previsto: un 5,5% más en el caso del beneficio neto y un 1,1%, el ebitda. Al descenso del resultado neto ha contribuido también la puesta en marcha de un plan de eficiencia que ha tenido un coste de 128 millones y ha supuesto una reducción de plantilla de unas 500 personas. El beneficio de este plan “cristalizará en los próximos años”, aseguró el director Financiero y de Recursos, José Sáinz Armada.

La deuda neta de la compañía se situó a 31 de diciembre en 25.619 millones de euros, con una reducción de 1.500 millones en el año. Sin contar los derechos de cobro pendientes, la deuda asciende a 25.233 millones. Esta cifra incluye el pago de un tercer dividendo, el dividendo a cuenta de 2014, por importe 275 millones. El año pasado obtuvo unas plusvalías de 96 millones por la venta de su participación en EDP. La liquidez supera los 9.100 millones de euros.

En cuanto a la contribución fiscal, esta superó los 5.500 millones, de los cuales, casi el 60% (3.292 millones) corresponde a tasas e impuestos pagados en España y 2.441 a cargas fiscales propias, que suponen el 49% del beneficio antes de impuestos, .

El presidente de Iberdrola destacó en Londres la capacidad de la compañía para “mantener el dividendo y la solidez financiera” a pesar de los “tremendos cambios regulatorios” en España. “Nosotros estamos demostrando que cumplimos”, afirmó.

Para este año, Iberdrola “no tiene necesidad adicionales de financiación” ni abordará operaciones corporativas significativas, tras haber cumplido prácticamente con todos sus objetivos de desinversión. Galán se refirió también a la mejora de la economía española:“hemos pasado de una situación casi de rescate a un momento de vigor” gracias a “una industria muy competitiva” capaz de protagonizar un “boom de exportaciones” en los momentos de dificultad.

La eléctrica también prevé una subida del precio de la luz

En línea con el pronóstico avanzado el martes por el consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, ayer el director general de negocios Iberdrola, Francisco Martínez Córcoles también auguró para este año una subida de los precios de la electricidad en el mercado mayorista. Concretamente, según sus cálculos, podría situarse en torno a los 58 euros MWh de media, una cifra superior a los 42,06 euros MWh de media de 2014, que recoge la CNMC.

También en línea con el ejecutivo de Gas Natural Fenosa se mostró ayer en Londres el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, al dar por zanjado el problema “del déficit de tarifa estructural”. Según sus palabras, “solo quedan algunos ajustes” de la reforma eléctrica.

Sobre la evolución de la demanda eléctrica, Galán señaló que “está creciendo”, aunque hay que tener en cuenta que a partir de ahora se romperá su evolución en paralelo al PIB, pues su eventual incremento quedará contenido por las medidas de eficiencia implantada no solo en los hogares, sino también en la industria. “Ahora se utilizan aparatos más eficientes, y que este repunte en el consumo, junto al coste de cada tecnología, será el que determine posibles cierres de centrales”.

Precisamente, la eléctrica ha solicitado a Industria el cierre de dos de sus ciclos combinados (en Arcos de la Frontera y Castellón), sin que hasta ahora haya recibido respuesta alguna del ministerio.

Iberdrola mantiene su compromiso de ofrecer una retribución anual a sus accionistas de, al menos, 0,27 euros brutos por acción. La junta de la eléctrica se celebrará en Bilbao el 27 de marzo, por cuya asistencia pagará 0,005 euros por acción.

Normas
Entra en El País para participar