La española Llaollao quiere abrir 80 franquicias de yogurt en China

Llaollao apuesta por Asia para expandir su modelo de negocio durante los próximos meses

La española Llaollao quiere abrir 80 franquicias de yogurt en China

La franquicia de yogur helado Llaollao se ha planteado desembarcar en el mercado asiático y lo hará a lo grande. A mediados del año pasado abrió su primera tienda en China y hace unas semanas inauguró la segunda en la ciudad de Zhengzhou. El objetivo de la compañía se centra ahora por expandirse internacionalmente hacia Asia, con la intención de abrir 80 nuevos establecimientos en las principales urbes del país, entre las que se encuentran Guangzhou, Shanghai, Changsha y Pekín, que contará con las primeras cuatro tiendas en cuestión de semanas.

El fundador de Llaollao, Pedro Espinosa, reconoce que se encuentran "inmersos en pleno proceso de expansión internacional". Los principales objetivos de la compañía es "llegar a aquellos países donde el consumo del yogur helado tenga un gran potencial y afianzar nuestra presencia en aquellos donde ya estamos instalados como es el caso de Asia".

Para llevar a cabo este proceso de expansión por Asia han sido necesarios unos cuantos meses de duras negociaciones con el propósito de cerrar acuerdos empresariales con destacados grupos chinos, que después de conocer la marca han apostado por Llaollao para que el público asiático pueda disfrutar del yogur helado que tiene su origen en España.

Hace poco más de un año que la franquicia inauguró su primera tienda en Asia y desde entonces ya cuentan con presencia en China, Singapur, Camboya y en las próximas fechas también abrirán en Tailandia, como apunta Pedro Espinosa.

Con apenas un lustro de historia, la compañía ha conseguido que su yogur helado esté presente en 23 países de todo el mundo gracias a sus más de 175 locales. Se trata de un éxito de una compañía murciana que se ha centrado en potenciar la internacionalización de un producto totalmente español.

Normas