Fórmulas para recaudar dinero

Cómo empezar una pyme sin pedir créditos al banco

Existen diversas formas de recaudar dinero para montar tu empresa: crowdfunding, socios, inversores, amigos o familiares. Aquí encontrarás fórmulas para evitar pedir crédito al banco.

Cómo iniciar una pyme sin pedir crédito al banco

Adaptación del texto original publicado en Business 2 Community.

Aunque los gastos que conlleva el poner en marcha una empresa pueden variar dependiendo del tipo de negocio (especialmente en el comercio minorista o en el sector de las manufacturas), todo inicio implica unos costes que van desde materiales, empleados, local de oficina, equipamientos, transporte, fabricación y mucho más. Existen métodos muy variados para la financiación de pymes, entre los que se encuentran los créditos bancarios. Sin embargo, dadas las estrictas regulaciones que soportan los préstamos a pequeñas empresas, y la dificultad para acceder a ellos, muchos propietarios se ven obligados a explorar otros métodos de financiación.

Estas son cinco maneras de financiar el lanzamiento de tu empresa sin recurrir a ningún préstamo bancario:

  1. Adquirir lo estrictamente necesario. Una vez descartada la opción de solicitud de préstamo, va a ser necesario invertir lo mínimo posible en la puesta en marcha. Puesto que el 50 por ciento de las empresas terminan fracasando en los primeros cinco años, según SBA, lo más razonable desde el punto de vista financiero, es comenzar con las prioridades básicas e ir haciendo crecer el negocio poco a poco, y así poder ganar fuerza e impulso. Si vas a trabajar fuera de casa, lo mejor es que durante los dos primeros años adquieras equipamiento de oficina de segunda mano, en lugar de recurrir a las últimas marcas, y que comercialices el negocio mediante recursos gratuitos, sin lanzarte de inmediato a una costosa campaña de marketing.
  2. Recaudar dinero a través del crowdfunding. El crowdfunding es un método estupendo de obtener financiación para tu proyecto. Fundable.com es una plataforma web muy popular que permite a los emprendedores obtener capital para poner en marcha sus negocios. El dinero a través de este modelo se recauda en forma de donaciones o inversiones, y si consigues hacer un buen lanzamiento y que tu mensaje cause impacto, puede llegar ser un modo genial de financiar tu empresa.
  3. Conseguir ayuda de familiares o amigos. Es posible que no te resulte fácil pedir dinero prestado a familiares o amigos, pero si deseas poner en marcha tu negocio lo más probable es que vayas a necesitarlo. Cuanto más estudiado esté tu plan de negocios y más definidos sean tus objetivos, mayor facilidad encontrarás para que te presten dinero. Dales a conocer tus perspectivas y estimaciones anuales, y marca un margen de tiempo para devolverles lo prestado, si te vas a sentir mejor así.
  4. Buscar a un socio o inversor. ¿Hay alguien con quien podrías hacer negocios o que estuviera dispuesto a financiar tu empresa como inversor? Un socio puede resultar ideal si tienes intención de ir ampliando la empresa con el tiempo y deseas incorporar ideas innovadoras y frescas. Un socio en el negocio puede ayudarte con algo más que la financiación, como es a la hora de promocionar tu empresa, en la creación del producto o prestación del servicio, y también con el tema administrativo, ya que contarías con otra persona con quien contrastar ideas. Para quien desee mantenerse como único propietario, lo mejor es escontrar a un inversor que se dedique simplemente a financiar el proyecto.
  5. Aumentar los ingresos para poder ahorrar más. Si lo que deseas es evitar pedir ayuda a familiares o amigos, no recurrir al crowdfunding o iniciar tu negocio a una escala más pequeña, el método infalible consiste en ahorrar suficiente dinero para poder financiarlo sin tener que contraer ninguna deuda. También aquí tienes la opción de adquirir materiales nuevos y contratar personal, si así lo deseas. Para poder permitírtelo deberás hacerte con una plantilla reducida y vivir con la mitad de tu salario, conseguir un trabajo a tiempo parcial o alguna actividad adicional, reducir gastos innecesarios y vender artículos que no utilices a través de algún sitio como Craigslist o eBay. Tomarte un tiempo para ahorrar en vista a todos los gastos que se avecinan, va a permitirte además determinar un plan empresarial mucho más detallado y definido antes de comenzar. Un plan de negocios detallado, que incluya unas previsiones financieras anuales, unido a la motivación y al impulso de abordar todo lo necesario para que tu empresa tenga éxito, constituye una fórmula perfecta para un emprendimiento exitoso. En primer lugar, tienes que centrarte en la elaboración del plan empresarial, que debe incluir información de la proyección del negocio, comparaciones con empresas similares, las previsiones de ingresos, gastos iniciales, planes de marketing y todas las cuotas administrativas o licencias que puedan ser requeridas, entre otras muchas cosas. Cuando todos estos detalles queden determinados, podrás centrar tu atención más específicamente en cómo financiar tu negocio para conseguir que despegue.