La ministra Pastor cree que la gestión mejorará con la privatización

Aena deberá fijar un precio máximo de 48,6 euros para no expulsar a Ferrovial

Punto de información de Aena en el aeropuerto madrileño de Barajas.
Punto de información de Aena en el aeropuerto madrileño de Barajas.

La mesa del consejo de Aena volvió ayer a ser ocupada por los accionistas de referencia que el Gobierno seleccionó en octubre. Un miembro nombrado por Corporación Alba, otro por el hedge fund británico The Children’s Investment Fund (TCI) y un tercereo por Ferrovial.

El grupo de construcción y de servicios controlará el 6,5% de Aena, empatado con el fondo especializado en infraestructuras y por debajo del 8% de Alba. El precio ofrecido por Ferrovial es el mas bajo de los planteados por los accionistas que forman el núcleo duro. Comprará a un máximo de 48,66 euros por acción más una prima de 0,1 euros.

En la práctica, el gestor de aeropuertos debe fijar un precio máximo de la OPV inferior al que está dispuesto a pagar Ferrovial para evitar perderlo como socio.

En el pliego de condiciones para seleccionar a los accionistas de referencia se especifica que “si el precio de la OPV fuese superior al precio máximo ofrecido [...] el inversor de referencia no adquirirá las acciones”.

En el informe del Consejo Consultivo de Privatizaciones se añade que los contratos privados de compraventa con los socios de referencia incluyen como condición suspensiva que “el precio máximo ofertado sea superior al precio que resulte de la OPV para los inversores cualificados”. Esto implicaría que el precio máximo se situaría ligeramente por encima del precio medio de la banda orientativa de precios, que se situaría en 47,5 euros por acción (7.125 millones de euros).

La horquilla oficial de precios oscila entre los 8.025 millones ó 53,5 euros y los 6.225 millones ó 41,5 euros por acción.

Los otros accionistas de referencia han colocado sus máximos por encima: TCI, en 51,6 y Corporación Financiera Alba, en 53,33 euros por título. Los inversores que forman el núcleo duro no podrán vender acciones de Aena hasta pasados 12 meses.

El consejero delegado de Ferrovial, Íñigo Meiras, declaró en un foro organizado por El Confidencial que su participación actual es solo el punto de partida y que podría elevar en el futuro su apuesta por el operador aeroportuario. Es más, Meirás avista a medio plazo una segunda oleada de venta de acciones por la que el Estado bajaría del 50%. Un portavoz de Ferrovial, sin embargo, declara que ahora están “cómodos con el 6,5% de Aena”.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, se encargó ayer de recordar que Aena seguirá siendo pública después de lanzar su OPV “en la segunda semana de febrero”. Fue en un foro de Infraestructuras promovido por Deloitte, en el que Pastor defendió el concepto de operación en red de Aena y puso de manifiesto que la entrada de capital privado redundará en una mejor gestión de la compañía.

Fuentes conocedoras a la colocación aseguran que Ernst & Young ya tiene lista la carta de conformidad (comfort letter) de Aena, motivo por el que se retrasó la OPV el pasado mes de octubre. El documento se entregará a la CNMV.

Goldman ve el mercado “muy receptivo”

La OPV del gestor de aeropuertos arrancará el lunes con la posibilidad de suscribir las acciones, tanto en el tramo minorista (al que va dirigido el 2,8% del capital) como en el institucional, para que el que está reservado el 25,2%.

Olaf Díaz-Pintado, director general de Goldman Sachs en España considera que “el entorno de mercado de renta variable es muy receptivo para operaciones con importes elevados sobre compañías españolas de primer nivel, como ha sido el caso de Santander y Endesa, y como esperamos que suceda con Aena”.

Además, el jefe de Goldman en España apunta hacia el otro lado del Atlántico: “En las colocaciones de acciones recientes en España hemos observado un incremento significativo del peso de inversores institucionales norteamericanos, dado su alto grado de liquidez y su interés en aumentar el peso del Sur de Europa en sus carteras”.

La presentación oficial entre inversores arrancará el lunes con una presentación en el Palacio de la Bolsa de Madrid. Pero las prospecciones iniciales de la demanda revelan un gran apetito por parte de los inversores, especialmente de los extranjeros, según fuentes próximas a la colocación.