Las dos consolas con más potencia del mercado se juntan en un solo dispositivo
La videoconsola next gen definitiva: PS4 y Xbox One en una misma máquina

La videoconsola next gen definitiva: PS4 y Xbox One en una misma máquina

El sueño de cualquier amante de los videojuegos es tener en su casa el máximo número de consolas posibles, además de sus respectivos juegos claro está. No obstante, el contar con prácticamente todas las consolas del mundo tiene un inconveniente muy importante: el espacio que estas ocupan. Para solucionar este problema, muchos usuarios optan por modificar sus consolas e intentar disminuir su tamaño sin restarles funcionalidad, algo que requiere de una gran destreza y, por supuesto, de todo tipo de conocimientos de electrónica. Este es el caso de Eddie Zarick, un famoso modder que se dedica a modificar consolas o a intentar ofrecer combinaciones curiosas y a la vez increíbles.

En esta ocasión ha conseguido unir una PlayStation 4 y una Xbox One en una sola máquina, convirtiéndola en una especie de portátil con pantalla integrada para poder jugar cuando y donde quiera. Este último proyecto, que se une a otros como la unión de la anterior Xbox con la nueva y otros más, fue pedido de forma especial por uno de los clientes de Zarick y el resultado, como se puede comprobar en el vídeo, es asombroso. Eso sí, para conseguir una proeza de estas características ha necesitado prácticamente 1 mes.

Tal y como indica en su blog, a pesar de la más que evidente reducción de tamaño en ambos sistemas, no existe ningún problema a la hora de enfriar los chips internos. La PlayStation 4 se encuentra en la parte izquierda de la unidad y la Xbox One en la derecha. Toda la máquina necesita solo una fuente de alimentación aunque claro está, solo una de las dos consolas puede ser activada a la vez con el fin de evitar el sobrecalentamiento. No obstante, ha habido algunos “problemas” que no se han podido subsanar, como es el caso de los puertos USB de la consola de Microsoft, que no han podido extenderse hacia fuera de la carcasa. Otros, como el botón de encendido de la PS4, que no termina de funcionar correctamente, no ha podido ser solucionado –probablemente debido a una interferencia por la cercanía con Xbox One- aunque por suerte, el propio mando de la consola es capaz de encender el dispositivo.

Ahora bien, la conectividad WiFi funciona para ambas consolas y también cuenta con puerto Ethernet y un switcher inteligente HDMI que selecciona automáticamente la entrada y la salida activas para no tener que preocuparse de cuál es la correcta. Al tratarse de un prototipo para un cliente, la consola híbrida no está a la venta, aunque tal vez varias unidades más sean construidas en un futuro cercano, aunque algo más caro de lo normal teniendo en cuenta el complicado proceso que conlleva.

Normas
Entra en El País para participar