Los bancos podrían pasar en 2015 del 'scrip dividend´ al efectivo

Oro, incienso, mirra... y lluvia de dividendos

Oro, incienso, mirra... y lluvia de dividendos

 Son estas fechas de cartas a los Reyes Magos, regalos bajo el árbol de Navidad y también de dividendos empresariales. Varias compañías retribuyen en los próximos días a sus accionistas. Red Eléctrica y Endesa, que el viernes pagaron sendos dividendos de 0,8323 y 0,38 euros por acción, respectivamente, se han adelantando. Ellos han dado el pistoletazo de salida a un 2015 que se presenta con buenas perspectivas en cuanto a los dividendos, aunque el techo está muy alto, pues el pasado año se batió un récord histórico en España en la retribución al accionista, en parte gracias a dividendos extraordinarios como el de Endesa.

La opción de que las entidades financieras empiecen a dejar a un lado la fórmula del scrip dividend para regresar al pago en efectivo o el posible estreno en estas lides de retribución a sus accionistas de empresas como Bankia o Liberbank son algunas de las claves del pago del dividendo este año.

El reto de mejorar un año récord

En 2014 las compañías españolas pagaron a sus accionistas dividendos por unos 43.500 millones de euros, lo que representa un 89,3% más que en 2013. Este dato, que es un récord histórico, estuvo condicionado por el pago del dividendo extraordinario de Endesa, el mayor de la historia en la Bolsa española. Sin contar a la eléctrica, el aumento de lo que destinaron las empresas a la retribución al accionista fue del 26%, igualmente un máximo histórico.

El pasado año regresaron al pago de dividendos (además de Endesa) Telefónica, ACS, Popular, Abengoa, Atresmedia, Testa y Lingotes Especiales. Según datos recogidos por el informe de mercado en 2014 de BME, un total de 93 empresas españolas pagaron dividendo a sus accionistas, de los que 74 forman parte del mercado principal y 19 cotizan en el Mercado Alternativo Búrsatil.

Por tanto, el punto de partida es muy exigente. Aun así, Joaquín Robles, analista de XTB, cree que en 2015 se podría marcar un nuevo récord histórico de dividendos. “Estamos en un escenario de crecimiento de los beneficios empresariales y, con la ratio pay out (la parte de los beneficios destinada a retribuir al accionista) constante, lo normal es que se incremente la cifra absoluta de dividendos”, aporta. Este experto también cree que, debido a la coyuntura de bajos tipos de interés, es probable que las empresas financien nuevos proyectos en 2015 con deuda en lugar de con beneficios remanentes, lo que también hará que se siga incrementando la retribución a los accionistas. Araceli de Frutos, de la Eafi homónima añade que “no creo que los dividendos caigan, lo que no sé es si marcarán un récord, pero por lo menos se mantendrán”.

Las empresas con mayores dividendos

La Bolsa española es el índice europeo con una mayor rentabilidad por dividendo (se sitúa en el 5%). Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM, indica que “lo verdaderamente destacable en la renta variable española es la rentabilidad por dividendo. Si nada cambia, es buen punto de partida”. Como explican desde Carax, “este año el interés por la rentabilidad por dividendo es aún mayor dadas las bajas rentabilidades del activo libre de riesgo, es decir, lo ofrecido por los bonos soberanos”.

Al frente del ranking de las compañías que más sobresalen en la retribución a sus accionistas se sitúa Santander. La entidad mantendrá el próximo año una rentabilidad por dividendo del 8,5%, según las estimaciones del consenso del mercado recopiladas por Factset y facilitadas por Link Securities, salvo que acuerde un cambio en su política de retribución al accionista.

Duro Felguera, empresa industrial especializada en proyectos para servicios energéticos, cuenta con una rentabilidad por dividendo del 6,6%. Las compañías que siguen en la lista de empresas más interesantes para los inversores en cuanto a la retribución al accionista son dos blue chips del Ibex que han destacado tradicionalmente en este campo: Telefónica, con una rentabilidad por dividendo prevista para el próximo año del 5,8%, y Repsol, que en 2014 elevó hasta el 11,4% su rentabilidad por este concepto debido al dividendo extraordinario que pagó a los titulares de sus acciones con lo ingresado por la expropiación de YPF en_Argentina y que este año quedará en el 5,7%. Muy cerca de la petrolera se encuentra BME, que ofrece una rentabilidad por dividendo del 5,6%. Endesa (5,2%), Mapfre (5,1%), Enagás (5,1%), Abengoa (5%) y Logista (4,9%) completan el ranking de los diez primeros.

Scrip dividend

La fórmula flexible de retribución al accionista del scrip dividend, a través de la que las empresas realizan una ampliación de capital y dan a sus socios la opción de cobrar el dividendo en efectivo, quedarse con nuevas acciones o vender sus derechos en el mercado, jugó un papel decisivo el año pasado. Para las compañías, esta vía introducida por Santander en 2009 ha supuesto una tabla de salvación para seguir retribuyendo a sus accionistas sin rascarse el bolsillo, o al menos no tanto como sería precio en caso de que pagaran todo en efectivo. Para los inversores, esta fórmula supone que se diluye su participación en la empresa al aumentar el capital.

En 2014, un 27,4% de la retribución a los accionistas en España se produjo a través de acciones, según datos ofrecidos por BME. Particularmente a través del scrip dividend, pero también mediante la devolución de las primas de emisión o la amortización de acciones. En concreto, doce empresas pagaron a sus accionistas a través del scrip dividend.

¿Vuelta al efectivo en la banca?

Una de las grandes preguntas para este ejercicio es si los bancos volverán definitivamente al efectivo y dejarán atrás el pago a través del scrip dividend. Superados los test de estrés a la banca, las entidades que han expresado su voluntad de volver a retribuir a sus accionistas mediante el sistema tradicional como BBVA y CaixaBank podrían ver allanado el camino.

Nuria Álvarez, analista de Renta 4 especializada en el sector financiero, cree que el cambio del scrip dividend al efectivo será gradual. “Los dividendos que se pagan en la primera mitad del año son con cargo a los del año pasado, por tanto no esperamos cambios en las políticas para los dividendos a abonar durante el primer semestre. A partir de junio es cuando se comienza a pagar los dividendos con cargo a 2015, y es aquí donde esperamos que pueda darse algún cambio. Ahora bien, es en 2016 cuando esperamos ver los cambios de manera más evidente”, indica.

En esta línea, Robles considera que “exceptuando el caso de BBVA en el que se plantea una vuelta a la retribución en efectivo, pensamos que las grandes entidades financieras del Ibex van a continuar pagando su dividendo mayoritariamente en forma de scrip dividend porque les beneficia”. Con el pago en acciones los bancos se ahorran recursos que les ayudan a cumplir con as exigencias de capital que el BCE seguirá exigiendo a la banca en 2015.

Nuevos actores en 2015

Dos de las compañías que no han pagado dividendo en 2014 (ni nunca antes) y podrían hacerlo el próximo ejercicio según las estimaciones del mercado forman parte precisamente del sector financiero. Son Liberbank y Bankia. En ambos casos, el dividendo sería con cargo a los resultados de 2015, por lo que no llegarían antes del segundo semestre. Para Liberbank, el consenso espera una rentabilidad por dividendo del 1,9% y para la entidad nacionalizada presidida por José Ignacio Goirigolzarri, del 2,7%.

Habrá más estrenos. El más contundente sería el de Logista. La compañía de distribución que salió a Bolsa el año pasado con la promesa de ofrecer una atractiva política de retribución al accionista acordó en noviembre el pago de un dividendo de 74,34 millones de euros, lo que equivale a 0,56 euros por acción.

También empezarán a distribuir dividendos varias Socimi (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario) que no lo han hecho en 2014. Por ley, estos vehículos de inversión inmobiliaria están obligados a destinar al pago de dividendos al menos un 80% del beneficio neto generado por sus rentas, un mínimo del 50% de los beneficios obtenidos por la transmisión de inmuebles o de acciones (el resto se destinará a otros inmuebles o participaciones en el plazo de tres años) y el 100% de sus plusvalías. Ahorro Corporación prevé una rentabilidad por dividendo del 1,6% para las Socimi Merlin y Lar.