Según la nueva ley, las descargas digitales subirán un 6% de su precio actual
Comprar aplicaciones para Android, iOS y Windows Phone será más caro a partir de 2015

Comprar aplicaciones para Android, iOS y Windows Phone será más caro a partir de 2015

Apple, Google y Microsoft acaban de informar a los desarrolladores de iOS, Android y Window Phone respectivamente de los cambios en la legislación europea a partir del próximo 1 de enero sobre la gestión de impuestos de artículos digitales. En España esto supondrá un aumento de algo más de 5% en los precios de este tipo de artículos.

Hasta ahora, las leyes de la Unión Europea distinguían entre bienes físicos y servicios a la hora de gravarlos. Con los bienes físicos se aplicaban los impuestos correspondientes al país de residencia del comprador, y con los servicios se aplicaban los del país de la compañía.

De esta ley se han estado aprovechando varias compañías, entre ellas Apple, que aplicaba la tasa más baja posible procesando los cobros a través de su subsidiaria que tiene en Luxemburgo, donde el IVA aplicable es del 15%, sin duda mucho más bajo que por ejemplo el de Hungría donde asciende hasta el 27%.

Con esta nueva ley, los servicios suministrados electrónicamente, incluyendo las apps, se va a tasar en el país de la residencia del comprador, por lo que en España, se pasará del 15% al habitual 21%. Este cambio implica una subida del 6% en todas las aplicaciones que se suministren a través de las tiendas de Apple Store, Play Store y Windows Phone Store. Significa que una aplicación con un precio típico de 0,89 euros pasará a costar 0,93 euros, mientras que una de 4,49 euros subirá hasta los 4,72 euros.

Comprar aplicaciones para Android, iOS y Windows Phone será más caro a partir de 2015

Lo que no está claro es si alguna de ellas, terminará aplicando este cambio de IVA a todas las compras de aplicaciones, juegos, música, películas o libros, o por el contrario encontrarán la manera de limitar el impuesto en su tienda de aplicaciones como hizo anteriormente Apple. Lo cierto es que la ley está clara y afecta a todas las descargas digitales, pero más en concreto a la compañía que ofrece las compras, ya que los desarrolladores seguirán ganando lo mismo y de no aplicar la ley tal cual, deberán ser las compañías quienes asuman la diferencia.

Normas
Entra en El País para participar