X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Logra hacerse con una tarifa eléctrica más barata »

Alcoa descarta los despidos y el cierre de Avilés y La Coruña

Exige un marco energético a largo plazo, ya que la tarifa "solo sirve para un periodo de 12 meses" Advierte que las plantas siguen siendo vulnerables por que lo obtenido está por debajo de lo previsto

Fábrica de Alcoa en Avilés

La dirección de Alcoa ha comunicado esta tarde a los miembros de los comités de empresa de Avilés y A Coruña su decisión de retirar el expediente de extinción de empleo que pesaba sobre la totalidad de las plantilla de trabajadores de las dos fábricas, han informado a Efe fuentes sindicales y de la empresa.

Alcoa, en un comunicado ha explicado que ha tomado esta decisión tras obtener los derechos para prestar servicios de interrumpibilidad los próximos doce meses para ambas fábricas.

“Los ingresos que Alcoa obtendrá en 2015 por la venta de servicios de interrumpibilidad serán menores de lo previsto, lo que hará que estas dos plantas sean más vulnerables a un cambio drástico en las condiciones de mercado, como el precio del aluminio o los tipos de cambio”, sostiene.

Dado que la adjudicación de servicios de interrumpibilidad es solo para 2015, continúa, es necesario “seguir trabajando para conseguir un marco energético estable, a largo plazo, que garantice un precio de energía competitivo y, al mismo tiempo, reducir costes para asegurar la viabilidad de nuestras fábricas“”.

Alcoa asegura que tanto A Coruña como Avilés están entre las fábricas de aluminio primario con mayores costes del grupo y más expuestas a los cambios del mercado, por lo que continuará trabajando “estrechamente” con los comités de empresa y otros agentes para mejorar la estructura de costes de estas fábricas, indica.

La noticia ha sido recibida en la fábrica de San Balandrán (en Avilés) “con una explosión de júbilo” por parte de los trabajadores que llevan semanas con la tensión de poder perder los puestos de trabajo.

La multinacional del aluminio había anunciado que a principios de año iniciaría un expediente de extinción de empleos en sus dos factorías de Asturias y Galicia, que dan empleo directo a más de 800 trabajadores, ante la carestía de la energía que debería pagar para mantener su producción.

La energía supone el 40 por ciento de los costes de producción de estas plantas, que son las mayores consumidoras de electricidad del país.

Archivado en:

Y además:

Outbrain