Se cree que el nuevo modelo podría llegar en el año 2016
Logotipo de Nokia

Después de lanzar un tablet con Android, ¿se atreverá Nokia con un teléfono?

No hace mucho se anunció la llegada de un tablet de Nokia (la parte que no fue vendida a Microsoft ya hace un tiempo) con sistema operativo Android y que utiliza una interfaz de usuarios propietaria de esta compañía: Z Launcher. Esto vino a dar respuesta a los rumores que apuntaban a una vuelta al mercado del fabricante finlandés, pero el formato elegido no fue el de un teléfono para sorpresa de muchos.

Las razones para que esto fuera así son muy variadas. Por ejemplo, se debe tener una infraestructura muy potente para lanzar teléfonos al mercado de forma global -tanto en fabricación como en soporte en las diferentes regiones-, más si cabe para un fabricante con la historia de Nokia. Además, es muy posible que en los acuerdos con Microsoft existan cláusulas que impidan de forma momentánea el lanzamiento de un terminal de este tipo con dicha marca (se cree que hasta el año 2016 estaría vigente esta).

Por lo tanto, parece complicado que por el momento se pueda ver un nuevo teléfono de Nokia en el mercado. Incluso, no se debe olvidar que algunos directivos de la compañía finlandesa indicaban que no tenían intención -al menos por el momento- de lanzar un terminal de este tipo a corto plazo… Pero, ¿sería posible ver alguno en el año 2016? Pues algunas fuentes así lo indican.

Posible Nokia C1

Una posible filtración

Pues hoy mismo han aparecido noticias sobre la posible llegada de un teléfono de esta compañía en el año 2016, llamado Nokia C1. Además, el sistema operativo elegido sería Android, por lo que hay que pensar que se utilizaría la personalización Z Launcher antes mencionada, y el fabricante en este caso sería Foxconn, que es el mismo que ensambla el tablet.

Algunos medios incluso anuncian posibles especificaciones, como por ejemplo una pantalla de 5 pulgadas, procesador de Intel y 2 GB de RAM. Pero esto es muy aventurado ya que para el año 2016 los estándares pueden cambiar mucho, incluso en las líneas de producción. El caso, es que se apunta también a un almacenamiento de 32 GB y versión Android Lollipop.

Lo cierto es que esta es una posibilidad que no se debe descartar, ya que Nokia es muy posible que intente volver al mercado donde todavía cuenta con una buena cantidad de seguidores que estarían dispuestos a comprar uno de sus terminales, en especial si la calidad de fabricación se mantiene en niveles altos como antes de su venta a Microsoft. Veremos si esta compañía dispone del “musculo” para volver.

Normas