Se aumentan las opciones y se mejora la velocidad y la seguridad
Bluetooth 4.2

Llega Bluetooth 4.2 para llevar las conexiones de accesorios a un nuevo nivel

Ya se ha conocido de forma oficial las novedades que llegan con la nueva versión Bluetooh 4.2 Esta interfaz de conexión es, aparte de la WiFi, una de las más utilizadas en los dispositivos móviles ya que se ha convertido en casi un estándar para la conexión de accesorios, como por ejemplo los altavoces e, incluso, los ratones y teclados.

El caso es que se da un paso evolutivo muy importante que mejora de forma radical la experiencia de uso que se tiene al conectar un teléfono o tablet con alguno de los dispositivos antes mencionados. Y, además, también se aumentan las opciones que se ofrecen al utilizarla para beneficiar de forma muy clara a los accesorios wearables, como por ejemplo pulseras y smartwtach.

Para comenzar, con Bluetooth 4.2 se mejoran apartados como la velocidad de conexión y, también la seguridad. En el primero de los casos hablamos de que es posible sincronizar los datos hasta 2,5 veces más rápido que en la versión anterior de este estándar, lo que significa que se puede enviar más información y, por extensión, mejorar la calidad de estas (para la música, por ejemplo, es algo fundamental). En lo referente a la seguridad, lo más importante es que se aumentan las opciones de privacidad, ya que el rastreo de los dispositivos con Bluetooth activado es mucho más complejo y las pasarelas en las que se requieren confirmaciones por parte de los usuarios son mucho mejores.

Bluetooth 4.2

Nuevas posibilidades

La más importante es que las opciones que ofrece esta conexión una vez que se ha establecido una sincronización aumenta. Y, por ejemplo, las posibilidades en lo que se denomina “Internet de las cosas” son mucho mayores. Por ejemplo, el control de los hogares conectados se mejora de forma sustancial ya que es posible incluso conectarse de una forma óptima a Internet utilizando Bluetooth 4.2 (sirviendose para ello del protocolo IPv6/6LoWPAN). De esta forma, controlar una alarma o la calefacción de casa es más que posible simplemente teniendo acceso a un router compatible.

Otra posibilidad que existirá será la de un uso más “comercial” de Bluetooth, ya que ahora se podrá mandar datos desde un lugar en concreto cuando pasa un usuario -como por ejemplo una tienda- y, si se acepta el envío, se pueden recibir informaciones personalizadas tanto en el dispositivo móvil del usuario y, si lo tuviera, un dispositivo wearable.

El caso es que Bluetooth 4.2 puede cambiar la forma que se tiene de entender la conectividad de este estándar y las opciones que tiene asociadas (como el uso de los accesorios). Ahora sólo falta que los fabricantes decidan utilizarlo en sus productos, algo que no es inminente por lo que parece y quizá hasta mediados del año que viene no comience a ser una realidad.

Normas
Entra en El País para participar