X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Por no poder disponer de energía a precio competitivo »

Alcoa tira la toalla y hará despidos masivos en Avilés y La Coruña

La multinacional del aluminio Alcoa ha hecho entrega hoy a los representantes sindicales de una carta en la que expresa su intención de aplicar un despido colectivo en las fábricas de Avilés y La Coruña, que atribuye a la imposibilidad de acceder a una energía a precios competitivos.

En un comunicado, la empresa anuncia un periodo de consultas con los comités de ambas plantas, no superior a 30 días, tras el resultado de la reciente subasta de servicios de interrumpibilidad para grandes consumidores industriales organizada por el operador del sistema eléctrico español.

“La falta de servicios de interrumpibilidad, junto a una tecnología menos eficiente y una menor capacidad productiva, hacen que las fábricas de Avilés y La Coruña no puedan producir aluminio a un precio competitivo”, ha advertido la empresa.

Alcoa ha asegurado que estará “abierta a estudiar las oportunidades y opciones concretas que se presenten, como la celebración de una segunda subasta”, pero ha insistido en que “debe gestionar la situación existente a fecha de hoy tras los resultados de la subasta”.

La multinacional, líder mundial en producción, ingeniería y tecnología de metales ligeros, ha expresado su compromiso de “trabajar para minimizar el impacto de su resultado, tanto en los empleados como en las comunidades locales”.

La empresa ha reconocido el esfuerzo de las plantillas “para mejorar la competitividad” de las fábricas, así como el “apoyo tanto del Gobierno central como de los Gobiernos autonómicos”, y ha asegurado que seguirá “trabajando con las autoridades, empleados, sindicatos y otros representantes de la comunidad durante este proceso”.

En una carta remitida a los representantes de los trabajadores  la empresa indica que el hecho de no haber obtenido servicios de interrumpibilidad sitúa a las plantas en una “muy difícil situación a partir del próximo día 1 de enero”.

Por ello, se acoge al artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores para iniciar un procedimiento de despido colectivo por “causas objetivas”.

La dirección ha convocado a los comités de empresa de ambas plantas a una reunión para analizar la situación, que se celebrará mañana en Madrid.

En declaraciones a Efe, el representante CC OO en Alcoa Avilés José Manuel Gómez de la Uz ha rechazado de plano la propuesta de la empresa y ha planteado la exigencia de su sindicato del mantenimiento de todos los puestos de trabajo.

“Les hemos dicho claramente que si querían utilizarnos como moneda de cambio para pedir una buena subasta, lo único que han conseguido es que giremos y que nuestros enemigos sean ellos porque son quienes nos despiden”, ha indicado

Archivado en:

Outbrain