Un nuevo análisis del mercado revela que Microsoft sigue sin conseguir ninguno de sus objetivos
Windows Phone aún no es rival para iOS y Android en Europa o EE.UU.

Windows Phone aún no es rival para iOS y Android en Europa o EE.UU.

Windows Phone continúa detrás de los dos sistemas operativos por excelencia en todo el mundo: iOS y Android. Lo cierto es que los tres sistemas tienen ventajas e inconvenientes pero Windows Phone está trabajando realmente duro para mejorar su cuota de mercado e intentar atraer más usuarios a su ecosistema. Esta misión, no obstante, es casi imposible sin actualizaciones regulares, algo de lo que Microsoft es más que consciente, por lo que la próxima versión de WP conocida como Windows Phone 10 traerá consigo una gran cantidad de cambios para intentar adaptarse lo máximo posible a lo que piden los usuarios.

No obstante, por ahora, el sistema operativo móvil de Microsoft no tiene ninguna oportunidad en los mercados más importantes como el estadounidense, donde iOS y Android son los grandes reyes y se encuentran desafiándose continuamente. Microsoft, sin embargo, espera que durante los próximos años consiga hacerse un hueco considerable en el mercado aunque por ahora no levanta cabeza en Europa ni en América del Norte. Eso sí, en la primera la situación es bastante mejor.

Norteamérica: un territorio hostil y con un crecimiento excesivamente lento

Windows Phone es el tercer sistema operativo móvil más utilizado, lo que a priori parece ser un gran logro, pero lamentablemente para Microsoft no es así. La diferencia entre los líderes Android e iOS es enorme ya que entre los dos acaparan el 95,84% del mercado (48,76% y 47,08% respectivamente). Por su parte, Windows Phone tan solo asume el 1,81% seguido de BlackBerry, con un 1,2%, por lo que realmente se encuentra muy por detrás de sus principales objetivos.

Europa: también tercero en el puesto pero con una situación mucho mejor

En nuestro continente la diferencia entre Android e iOS es mucho más notable: 62,28% por 30,28% del sistema operativo de Apple. Tercero, como ya sabemos, es Windows Phone, aunque con una cuota de mercado ligeramente mayor que en el caso americano, aunque eso sí, insuficiente para poder desafiar a los grandes: 3,79%.

Los esfuerzos de Microsoft por intentar ofrecer dispositivos más económicos en el mercado es una estrategia que está funcionando realmente bien en Europa tal y como apunta Softpedia, y es lo que ha permitido subir algunos peldaños en la carrera por ser la compañía con el mejor sistema operativo móvil. No obstante, Android también ofrece esa posibilidad, por lo que sigue siendo complicado para los de Redmond.

Eso sí, con la llegada en 2015 de Windows Phone 10, todo podría cambiar: un sistema operativo más limpio, potente, ordenado y con lo más interesante de sus rivales en formato mejorado. ¿Será capaz Microsoft de llegar a la primera plana?

Normas
Entra en El País para participar