Así lo refleja un nuevo estudio en el que se analizan las costumbres de los usuarios europeos.
Los españoles, en el podio de los usuarios europeos más torpes al utilizar sus smartphones Ampliar foto

Los españoles, en el podio de los usuarios europeos más torpes al utilizar sus smartphones

Cuanto más inteligentes son, más fácil caen. Este es el resumen que podemos extraer de un nuevo estudio por una compañía especializada en la protección de gadgets, SquareTrade. Según podemos leer, ha habido un aumento considerable de teléfonos dañados debido a la creciente tendencia de navegar por internet y utilizar el teléfono móvil a la vez que caminamos por la calle, pero lo más impactante es el número de usuarios que, ya sea por despiste o por descuido, ha tirado su smartphone al suelo. Los españoles, por desgracia, destacamos por ser el tercer país europeo con el mayor número de usuarios “despistados”.

Concretamente, el 40% de los griegos han conseguido dañar sus teléfonos móviles debido a tropiezos y otros despistes en los dos últimos años, algo que también le ha ocurrido al 39,8% de los italianos y al 38,9% de los españoles, es decir, que nos encontramos en el tercer puesto. No obstante, las diferencias no son excesivamente grandes ya que el país con los usuarios más cuidadosos con sus smartphones, Polonia, ha alcanzado una tasa del 24,3%. Eso sí, el 18% de todos los accidentes tienen un denominador en común: el causante de ellos no es el propietario del teléfono sino otras personas.

Los smartphones no son los únicos “lesionados”

Una de las notas más curiosas que podemos encontrar en el informe de SquareTrade es que el 86% de los usuarios ingleses se han golpeado con una farola o una pared al andar distraídos mientras utilizan su dispositivo móvil. Mientras que los teléfonos acaban “intactos”, algunas personas terminan pasándolo realmente mal y, como ejemplo, nos encontramos con una chica que llegó a los titulares periodísticos de medio mundo por caer en un canal de Birminghan mientras enviaba mensajes de texto a su pareja.

El doctor generalista Louise Newson de Gran Bretaña asegura haber visto un aumento significativo en el número de personas que han tenido un accidente mientras andaban y utilizaban el teléfono móvil, resultando muchos de ellos en lesiones como protuberancias en la frente al chocar con las farolas o roces en determinadas partes del cuerpo como las rodillas al caer sobre los bordillos. Aunque todos los usuarios deseen estar permanentemente conectados, hay momentos en los que se debe desconectar del mundo virtual como por ejemplo, cuando se conduce. La prevención es esencial para evitar daños mayores.

Normas
Entra en El País para participar