Tres consejeros gastaron 700 euros en cavas

Vino y puros para la salida a Bolsa de Bankia

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato.
El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato.

Una de los días clave en la historia de la debacle de Bankia, que acabó recibiendo 22.500 millones de euros públicos, fue el de su salida a Bolsa, el 19 de julio de 2011. Una operación que se llevó a cabo aseverando en el folleto enviado a la CNMV que los consejeros de la entidad disponían de 27.000 euros para gastar con sus tarjetas.

Solo en aquella jornada en que el entonces presidente de la entidad, Rodrigo Rato, tocó la campana en la Plaza de la Lealtad, los consejeros y directivos de la firma cargaron más de 2.000 euros en sus tarjetas ‘B’. Así, el propio Rato adquirió libros de viajes y acudió al establecimiento gastronómico Embassy aquel día.

Otros, como el consejero a propuestas del PSOE José María de la Riva, aprovecharon la sesión para cargar a la tarjeta electrodomésticos y productos de venta a distancia por más de 300 euros, mientras que Virgilio Zapatero, también por el PSOE, gastaba cerca de 500 euros en hoteles, restaurantes y libros.

Lo verdaderamente llamativo de los gastos de los consejeros y directivos de la entidad se produce en los días que rodean a la salida a Bolsa de la entidad, en los que solo entre Rato y el entonces director financiero de la entidad, Ildefonso Sánchez Barcoj, compraron vino por valor de más de 600 euros.

Aún más, cerca de 700 euros, se gastaron en puros otros tres consejeros entre los que destaca el exsecretario general del PP de Madrid Ricardo Romero de Tejada, que acudió hasta en cuatro ocasiones a cavas de Madrid aquel mes con gastos de al menos 115 euros cada vez.