Abrirá este otroño un macroespacio gastronómico

El Corte Inglés ficha a tres ases de la cocina

Roberto Ruiz, de Punto MX.
Roberto Ruiz, de Punto MX.

El Corte Inglés apuesta por la alta cocina. Y no escatima esfuerzos. Quiere convertir uno de sus centros de la calle Serrano (esquina con la calle Ayala) en una referencia gastronómica en Madrid. Para ello cuenta con tres de los grandes chefs del momento: David Muñoz, el único tres estrellas Michelin de Madrid, que trasladará el espacio StreetXo, que actualmente ocupa en el centro de la Plaza del Callao, a la azotea de este centro; Roberto Ruiz, cocinero de uno de los restaurantes más deseados de España, el mexicano Punto MX; y Jordi Roca, de El Celler de Can Roca (Girona), considerado este año el mejor pastelero del planeta, según la lista S. Pellegrino de los mejores 50 restaurantes del mundo.

El proyecto, probablemente el primero que inaugure el nuevo presidente de la compañía, Dimas Gimeno, se enmarca, según fuentes de El Corte Inglés, dentro de una apuesta clara por la innovación y la vanguardia. Pretende ser un referente gastronómico en la denominada milla de oro madrileña, y para ello ha reservado dos plantas de este edificio (en una estarán los restaurantes y la otra estará reservada a un espacio gourmet con nueva oferta culinaria y productos). El edificio contará con un ascensor panorámico, que conducirá al visitante a un espacio donde la cocina será la protagonista.

David Muñoz, de DiverXo y StreetXo.
David Muñoz, de DiverXo y StreetXo.

El espacio StreetXo, según avanzó esta semana el cocinero, David Muñoz, tras la presentación en Madrid del cortometraje El Xow de DiverXo, tendrá 210 metros cuadrados, al que se accederá directamente desde la calle y estará diseñado por uno de los interioristas más demandados en estos momentos, Lázaro Rosa-Violán. “Se entrará en la calle de David Muñoz, será más locura... No habrá camareros, habrá puestos de comida, allí regirán nuestras reglas...”, detalló Muñoz, que aseguró haber encontrado en El Corte Inglés al socio idóneo para poder desarrollar su concepto de cocina callejera asiática, así como a NH Hoteles para ampliar DiverXo, el restaurante con el que el año pasado obtuvo la tercera estrella Mihelin. “Con el nuevo presidente [Dimas Gimeno] hay una gran sintonía, apuestan por la vanguardia, quieren ser un referente, tienen ideas para hacer cosas y me dejan libertad para hacer lo que quiero”. En este nuevo proyecto no estará solo, tendrá vecinos, “tengo a los mejores compañeros de viaje, a los que admiro enormemente”.

Jord iRoca (El Celler de Can Roca y Rocambolesc).
Jord iRoca (El Celler de Can Roca y Rocambolesc).

Se trata del chef Roberto Ruiz, que desde que abrió hace dos años Punto MX en Madrid, uno de los restaurantes más demandados del país, ha convertido la cocina mexicana en tendencia. Y del hermano pequeño de los Roca, Jordi Roca, encargado de la parte dulce del menú de El Celler de Can Roca, el segundo mejor restaurante del mundo, según la lista S. Pellegrino.

Cocina callejera y el carrito de helados de Roca

El ático de El Corte Inglés de Serrano se convertirá en una plaza de cocina callejera. Por un lado, la propuesta asiática y gamberra del innovador David Muñoz en StreetXo, cuyo espacio estará orientado hacia la calle Ayala. Por otro lado, y este hacia la calle Serrano, el concepto de cocina popular mexicana ideado por sus principales embajadores en España, los artífices de Punto MX, cuyo espacio, que tendrá unos 120 metros cuadrados de superficie, llevará el nombre de Cascabel.

El broche dulce lo pondrá Rocambolesc, el proyecto que inició hace dos años Jordi Roca en su afán por recuperar el tradicional carro de postres de El Celler de Can Roca, que había desaparecido de la sala del restaurante justo cuando él se hizo cargo de la parte dulce del menú. Este deseo se plasmó en un concepto de heladería vintage, obra de la interiorista Sandra Tarruella, de 30 metros cuadrados, que inicialmente abrió en el centro de Girona, y más tarde se amplió con una sucursal en Platja d’Aro, donde se sirven helados inspirados en los famosos postres de Roca, y se despacha el perfume Nube de limón, creado por el propio pastelero.

El proyecto de Rocambolesc, así lo ha asegurado Joan Roca, está pensado para poder ser franquiciado por un precio de unos 100.000 euros. La apertura en El Corte Inglés supone además la entrada de los hermanos Roca en Madrid.