La rivalidad reduce el interés medio al 2,94%, mínimo desde 2012

Hipotecas por debajo del 2%

María Dolores Dancausa. Ampliar foto
María Dolores Dancausa.

“¡Hemos vuelto a bajar el precio!”. Así anuncia Bankinter en su página web las condiciones de su nueva hipoteca, que ha llegado al mercado ofreciendo un diferencial del 1,70%, 0,25 puntos porcentuales menos que antes. Este movimiento que ha hecho la entidad que dirige María Dolores Dancausa no es nuevo, aunque es cierto que sus predecesores no se han mostrado tan agresivos.

Varias entidades financieras han rebajado desde principios de año por debajo de la cota del 2% los diferenciales de sus productos hipotecarios, y lo que comenzó siendo algo puntual en enero es, nueve meses después, algo generalizado. Tanto es así que el tipo de interés de los nuevos créditos a la vivienda se situó de media en el 2,94% en el mes de julio, la cifra más baja desde diciembre de 2012, según los últimos datos disponibles del Banco de España. Y según Estadística, el tipo de interés medio para las hipotecas constituidas sobre viviendas es del 3,88% frente al 4,26% de hace un año, un 8,9% menos.

La renovada oferta hipotecaria ha llevado a las principales entidades del país a reducir los diferenciales de las hipotecas por debajo del umbral del 2%, de manera que empiezan a ser comunes los diferenciales del 1,90% o 1,80% sobre el euríbor. Pero los hay menores, como es el caso de la nueva hipoteca de Bankinter, que cobra un 1,70% o de la Hipoteca Net Smart de Caja España Duero para menores de 35 años, que ofrece desde euríbor más un diferencial del 1,65% cumpliendo todos los requisitos de vinculación. El tipo de salida es del 2,50%, con un plazo de hasta 40 años.

El diferencial más barato lo sigue comercializando Cajasur, integrada en Kutxabank, con el 1,25% sobre el euríbor y un tipo inicial del 2,5% el primer año. Eso sí, con la máxima bonificación. Además de meter la tijera en los diferenciales, la banca empieza a poner sobre la mesa otras ventajas, como seguros de hogar gratuitos en el caso del Banco Santander o tarjetas regalo de Ikea como hace Caja España-Duero.

Previsiones de analistas

Todo apunta a que habrá más rebajas en lo que resta de año, aunque serán moderadas, según estiman los analistas consultados. “El perfil medio de riesgo permanece elevado y los márgenes de intermediación ya son muy estrechos”, destaca Santiago Carbó, Catedrático de Economía de la Bangor University e investigador de Funcas.

“No volveremos a ver diferenciales por debajo del 1% fácilmente, pero sí se espera que la banca siga renovando su oferta si se anima la demanda de viviendas”, apunta Marta Díez-Bajo, directora de estrategia de productos de ATL Capital. En su opinión, “si los datos de recuperación económica en España siguen siendo buenos, seguirá aumentando la confianza y habrá más gente que pida hipotecas, lo que alimentará la competencia entre los bancos”.

Por lo pronto, las entidades parecen más dispuestas a conceder hipotecas. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la firma de hipotecas repuntó de nuevo en junio un 19% después de haber encadenado dos meses consecutivos de tasas negativas.