Actualidad

Una pastilla más eficaz contra el VIH llega a los hospitales

Tivicay, de la farmacéutica ViiV.
Tivicay, de la farmacéutica ViiV.

Desde el 1 de septiembre, una nueva pastilla contra el VIH está presente en los hospitales. Se trata del fármaco Tivicay, de los laboratorios ViiV Healthcare.

Tras seis meses de negociaciones, Sanidad ha decidido financiar el medicamento en el sistema público, con un precio de 575 euros al mes.

Desde la compañía, creada como una joint venture por las farmacéuticas GSK y Pfizer, se asegura que el nuevo antirretroviral es más eficaz que los actuales.

Un estudio clínico de la empresa, realizado a 3.000 pacientes, describe que después de un año, el uso de Tivicay (dolutegravir como principio activo) consiguió que el virus se redujera a niveles indetectables en el 88% de los enfermos, frente al 80% de los tratados con Atripla (de Gilead), el fármaco más usado.

Tivicay entra dentro de la familia de los inhibidores de la integrasa, que actúan directamente sobre el virus y no sobre un receptor humano. En esta rama ya se comercializa Isentress (raltegravir), de Merck, pero la ventaja del nuevo fármaco es que es de una sola toma diaria, frente a su rival, de dos tomas, además del precio.

“Raltegravir tiene un coste de 690 euros al mes. Nuestra compañía ha hecho un esfuerzo en rebajar el precio, con la voluntad de que el medicamento sea accesible a cualquiera”, señala Felipe Rodríguez, director médico de ViiV.

Según la compañía, se han detectado efectos adversos en un 2% de los tratados, fundamentalmente al causar cefaleas.

En España se estima que hay entre 140.000 y 170.000 personas infectadas por el VIH, de las que 100.000 están diagnosticadas y 85.000 siguen un tratamiento antirretroviral, comúnmente formado por una combinación de tres fármacos distintos. La toma diaria de Tivicay se hace junto a otra pastilla que incorpora esos otros dos medicamentos.

ViiV prepara la comercialización de una combinación de los tres fármacos en una sola pastilla diaria, bajo el nombre de Triumeq, que incorpora también el dolutegravir.

La Agencia Europea del Medicamento ya ha dado su visto bueno para que se comercialice, pero todavía debe pasar la barrera de las autoridades locales.