La retribución para los inversores ascenderá a 84 millones de euros

Telefónica aprueba un nuevo dividendo en Brasil con el acuerdo por GVT

Antonio Carlos Valente, presidente de Telefónica Brasil.
Antonio Carlos Valente, presidente de Telefónica Brasil. EFE

Brasil sigue siendo uno de los principales motores de generación de caja para Telefónica. Así, el consejo de administración de Telefónica Brasil ha aprobado un nuevo dividendo bruto, en este caso por un importe ligeramente superior a los 250 millones de reales (casi 84 millones de euros). La compañía ha vuelto a optar en esta retribución al accionista por la fórmula del interés sobre capital propio, característica de las sociedades mercantiles brasileñas.

Telefónica, propietaria de casi un 74% del capital de la compañía, percibirá en torno a 185 millones de reales (en torno a 60,5 millones de euros).

A mediados de agosto, el consejo de Telefónica Brasil aprobó el pago de una retribución a los accionistas de 299 millones de reales (cerca de 97,7 millones de euros), también bajo la fórmula del interés sobre capital propio.

Lo cierto es que la actividad de la empresa en este ámbito es intensa. En la presentación de los resultados del primer semestre, Telefónica Brasil comunicó que en el ejercicio anterior había retribuido a los inversores con cerca de 3.957 millones de reales (en torno a 1.292 millones de euros) en ocho pagos diferentes.

El anuncio de la última retribución, comunicado en un hecho relevante comunicado a las autoridades bursátiles de Brasil y EE UU, coincide con el acuerdo con Vivendi para la compra de su filial brasileña GVT, por un importe de 7.450 millones de euros. Con el acuerdo, Vivendi pasará a ser accionista de Telefónica Brasil, con una participación del 7,4%.

En un primer momento, el grupo galo iba a ser propietario de un 12% de la filial brasileña de Telefónica, pero finalmente optó por ejercer la opción para quedarse con el 8,3% del capital de Telecom Italia que está en manos de Telefónica, a cambio de un 4,5% de Telefónica Brasil.

No obstante, de mantenerse en el capital, Vivendi participará de la retribución a los accionistas que habitualmente paga Telefónica Brasil. De repetirse los dividendos abonados en el último ejercicio, y con su actual participación, Vivendi obtendría más de 95 millones.

La empresa recupera terreno en Bolsa

Desde el pasado 8 de agosto, y tras la caída provocada después del anuncio de la oferta por GVT, Telefónica Brasil ha mantenido una estela de subida en Bolsa. Así, sus acciones han subido cerca de un 17% en este periodo de tiempo, bajo la perspectiva de algunos analistas que apuestan por un reforzamiento de la operadora en el negocio de la banda ancha fija.

Telefónica Brasil, líder en el mercado de la telefonía móvil con más de 79 millones de clientes, se enfrenta ahora a la próxima subasta de espectro puesta en marcha en el país. En este caso, el regulador Anatel va a subastar frecuencias de la banda de 700 MHz, destinadas a la mejora de la cobertura de los servicios de telefonía móvil 4G. En principio, junto a Telefónica pugnarán Claro (América Móvil), TIM Brasil y Oi.