La mayor caída en cinco años
Un ama de casa realiza sus compras en una frutería de un mercado madrileño. EFEArchivo
Un ama de casa realiza sus compras en una frutería de un mercado madrileño. EFE/Archivo EFE

Gasolinas y alimentos llevan la inflación al -0,5% en agosto

El INE ha confirmado el dato de IPC del mes de agosto, en el que los precios cayeron a una tasa anual del 0,5%, el descenso más abultado desde 2010. La inflación concluye así 12 meses de tasas negativas o próximas al cero. La cifra de hoy coincide con el IPC adelantado publicado por el INE a finales de agosto.

La bajada de los precios, en todo caso, ha estado muy condicionada por los componentes más volátiles de la cesta de la compra: los alimentos y los combustibles. El abaratamiento de los carburantes frente al alza de un año antes dejó los precios del transporte en el -0,4 % (empeorando cinco décimas). En paralelo, el menor encarecimiento de las frutas frescas y la estabilidad de la carne de ave, que dejó los alimentos y bebidas no alcohólicas en el -2,2 % (dos décimas peor).

De hecho, la inflación subyacente, que no tiene en cuenta alimentación o carburantes, se mantiene estable, en el 0%, por cuarto mes consecutivo. La inflación a impuestos constantes, que descuenta el efecto de Hacienda, están en el mismo nivel que el IPC general, dado que en los últimos 12 meses no se han registrado cambios en la fiscalidad del consumo.

El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, ha dicho hoy que el IPC volverá a terreno positivo a finales de año y ha calificado de “transitoria” la caída de precios de los últimos meses. De la misma forma, ha dicho, este diferencial de inflación “favorable” en relación al resto de la zona euro está mejorando la competitividad, pero también tiene un impacto positivo en las exportaciones “y contribuye a una recuperación continuada de la producción y del empleo”.

De Mesa ha insistido en que en la segunda parte del año habrá una recuperación del IPC, y ha dicho confiar en que al cierre de 2014 haya un dato “ligeramente positivo”.