¿Corrección o momento de compra?

El Ibex, en su peor racha desde enero: los cinco factores que castigan al mercado

Interior de la Bolsa de Madrid.
Interior de la Bolsa de Madrid. EFE

 El Ibex vive su peor racha desde enero pero no sorprende a los analistas que recuerdan que el mercado es especialmente vulnerable a las noticias difíciles en un momento de bajos volúmenes de negociación y una mayor volatilidad, algo habitual en agosto y más cuando las Bolsas estaban en niveles máximos.

 Aunque los expertos insisten que el fondo de mercado no ha variado, los expertos de Bankinter recuerdan que se necesitan señales contundentes de que lo soporten. Mientras éstas llegan, aquí están las claves de las caídas de la Bolsa.

 1- Datos macroeconómicos en Europa decepcionantes.

Vuelven los temores a que la recuperación económica europea no esté tan en marcha como parecía después de la publicación ayer de varios indicadores macroeconómicos más débiles de lo esperado. Por un lado, Italia sorprendió con una contracción de la economía en el segundo trimestre del año, por segundo trimestre consecutivo, marcando una nueva entrada de la economía italiana en recesión.

Por otro lado, la publicación de unos pedidos de fábrica en Alemania muy por debajo de lo esperado y que, según señaló ayer el Ministerio de Economía del país, probablemente estén afectados por la situación en Ucrania.

2- Tensión en Ucrania.

Las novedades en torno al conflicto de Ucrania siguen pesando en los mercados ante los nuevos acontecimientos. Vladímir Putin, ordenó ayer prohibir o limitar por un año las importaciones de productos agrícolas, materias primas y artículos de consumo de los países que secundaron las sanciones contra Rusia por su papel en el conflicto ucraniano. Jesús Sánchez Quiñones, de Renta 4, explicaba hace unos días que “las consecuencias económicas de la crisis rusa / ucraniana tras la aprobación de distintas sanciones. Empiezan a ser numerosas las empresas afectadas, principalmente alemanas: Adidas cerrará tiendas en Rusia; VW ya ha visto reducir sus ventas en el país; otras empresas energéticas como RD Shell, ExxonMobil o Total han alertado sobre el impacto en sus operaciones en la zona”.

 3- Resaca del BES y desplome bursátil de los bancos lusos.

La quiebra del Banco Espirito Santo (BES), cuya nacionalización se conoció el fin de semana, ha sembrado los mercados del temor de que no sea el único en caer penalizando en estos días la cotización de los bancos españoles y, sobre todo, a los propios bancos del país. Hoy se está viviendo una nueva sesión de fuertes correcciones en la Bolsa portuguesa, donde su selectivo, el PSI20 pierde más de un 3% tras el batazaco del 4% que registró ayer al cierre de la sesión. Entre los valores bancarios, el mayor castigo lo sufre  esta mañana el Banco Banif, que pierde más del 12%. Otros bancos, como el BPI, le siguen los pasos con una caída del 8% que se suma al 8,8% que recortó al cierre de ayer. Por su parte, el mayor banco privado del país, el Banco Comercial Portugués (BCP, participado por Sabadell) cae cerca de un 9% tras desplomarse ayer un 15%.

La negativa sesión de hoy se suma a las de la última semana. Y es que en cinco sesiones, el selectivo luso ha perdido más de un 9%. Banco Espirito Santo está suspendido de cotización pero el resto de bancos acumulan en esta semana descensos superiores al 20%. El resto de empresas que integran el selectivo también pierden en la semana, salvo Jeronimo Martins.

 4- Argentina.

El culebrón de la suspensión de pagos de Argentina continua después de que la agencia Moody's haya puesto en negativo la perspectiva de la calificación de depósitos bancarios argentinos por el “debilitamiento del entorno” a consecuencia del “default (cese de pagos) de Argentina”, informó hoy a Efe la calificadora. En un comunicado, Moody's mantuvo las calificaciones de “depósitos, deuda, emisor y familia corporativa de bancos e instituciones financieras argentinas, en escala global y nacional” pero la perspectiva de estas calificaciones fue modificada “a negativa desde estable”.

La agencia fundamenta esta rebaja en el “debilitamiento del entorno operativo impulsado por el default (impago) de Argentina, el cual afectará a la oportunidad de negocios, la calidad de los activos y la generación de utilidades de los bancos en medio de una desaceleración económica y un entorno de alta inflación”.

En concreto, Moody's mantuvo la calificación de fortaleza financiera (BFSR) de 25 bancos argentinos, con perspectiva estable, pero cambió las perspectivas sobre los depósitos en moneda local y extranjera de 27 entidades. Sin embargo, la agencia también apunta que “los bancos del país se encuentran relativamente bien preparados para enfrentar la caída de la economía y permanecer solventes” ya que el “nivel de capitalización es sólido y los depósitos se han mantenido relativamente estables hasta el momento, a pesar de la devaluación de la moneda y la creciente ansiedad sobre un default soberano”. La rebaja sobre los depósitos viene seguida del cambio a perspectiva negativa en la calificación del Gobierno del país suramericano, adoptada el 31 de julio tras el vencimiento del plazo del último pago adeudado por el país suramericano a los acreedores de bonos reestructurados bajo legislación extranjera. Dicho pago fue depositado por el Ejecutivo de Cristina Fernández pero permanece bloqueado por la sentencia de la Justicia estadounidense favorable a los fondos especulativos que denunciaron a Argentina para reclamar el importe íntegro de la deuda.

 5- EE UU

 La recuperación de la economía americana está ya tan consolidada que los datos mediocres tiene una interpretación positiva porque se supone que disuaden a la Fed de adoptar una actitud más "hawkish", de manera que en EE UU “un algo un poco malo pasa a tener una influencia casi un poco buena”, explican los expertos de Bankinter.