Valor a examen

¿La hora de entrar en Grifols?

La compañía no logró alcanzar las previsiones de los analistas en sus resultados

Investigador de la compañía tratando con muestras
Investigador de la compañía tratando con muestras

En ocasiones obtener un resultado positivo no basta. Esta premisa la ha experimentado durante esta semana Grifols, compañía de referencia mundial en el sector sanitario y farmacéutico desde 1940. El pasado jueves daba a conocer sus resultados semestrales: la empresa obtuvo unas ganancias de 224,8 millones de euros, un 23% más que en el mismo periodo de 2013. Pero no alcanzaron las expectativas de los analistas, lo que derivó en una caída del valor en Bolsa del 13,64%. Nuria Pascual, directora financiera y de relaciones con los inversores de Grifols argumentó entonces que los inversores y analistas no habían “entendido o interpretado bien los resultados”. Además incidió en que “pensar que el segundo trimestre pueda representar lo que será en adelante no es correcto”.

Ante esta situación, durante la jornada del jueves y el viernes los diferentes analistas se apresuraron para revisar sus previsiones para el valor. De este modo Banco Santander redujo su precio objetivo desde los 42,5 euros (fijados el 18 de julio) hasta los 39,40. CaixaBank desde los 45,50 de principios de junio hasta los 42,40, recomendando al igual que Santander comprar. Desde Kepler por el contrario invitaron a vender y redujeron su precio desde los 41,5 de mediados de julio hasta los 35,5. Con el resto de contribuciones, según Bloomberg, el precio objetivo consensuado actualmente se encuentra en los 39.98 euros. Los mismos analistas otorgan un potencial a un año del 21,9%. Recomendando comprar un 44% de ellos, frente a un idéntico porcentaje de 28% que aconsejan mantener y vender.

Aún contando con la revisión a la baja de los precios objetivos, los analistas son optimistas con el comportamiento del valor en el futuro. “Hay que recordar que este tipo de compañías no tienen un componente estacional. Es verdad, que este semestre se han obtenido resultados por debajo de lo esperado, pero lo normal será ver una inercia durante el segundo semestre que compense los resultados del primero”, indica Ana Isabel González García de Beka Finance.

La analista ve la falta de licitaciones como el motivo de los resultados obtenidos. “En el primer trimestre ha habido una ausencia de contratos importantes, por ello los resultados se han visto resentidos”. Desde la firma de análisis, recomiendan acumular el valor, situándolo en los 41,90, dos euros y medio por debajo del fijado el tres de julio. En la misma línea, Renta 4, invita a aumentar la posición en cartera.

Las claves

Internacionalización. La compañía comercializa sus productos en más de 100 países. En 25 de ellos posee presencia geográfica directa mediante filiales propias. Además en Estados Unidos, España, Australia y Suiza está presente con instalaciones productivas. Solo en Estados Unidos dispone de 150 centros de donación de plasma.

Diversificación. Grifols dispone de tres divisiones: biotecnología, diagnóstico y hospitales. Es una de las compañías líderes del mundo en la producción de proteínas plasmáticas, con una cuota de mercado global aproximada del 20%, y referente mundial en medicina transfusional, tras la adquisición de la unidad de diagnóstico de Novartis en enero de 2014, con la que completó su oferta de diagnóstico inmunológico.

Innovación. Es una empresa constante en su compromiso con la innovación y el desarrollo, donde destina en torno al 4,5% - 5% de sus ingresos anuales. Además financia investigaciones en campos como el alzhéimer o la medicina personalizada.

Oscar Germade, responsable de análisis técnico de Cortal Consor, comparte la misma visión, aunque aconseja esperar a que el valor alcance su valor teórico de 30 euros. Germade considera que “el descenso de esta semana ha formado un doble techo en el valor, de 42 euros en su lado superior y de 36 en su lado inferior”. Recuerda que Grifols ha vivido una corriente alcista de noviembre de 2011 hasta junio de 2014 y está seguro de que “el movimiento de esta semana no ha producido ningún cambio de tendencia”. Para él la compañía es un valor de crecimiento entre el 30% y el 40% y asegura que recuperará volviendo a marcar una tendencia alcista en noviembre cuando la compañía vuelva a presentar resultados.

El optimismo de los distintos profesionales responde a la capacidad de internacionalización y diversificación de la compañía. Grifols distribuye y comercializa sus productos en más de 100 países, consiguió facturar 2.741,7 millones de euros durante 2013, procediendo el 92,4% de ellos de mercados internacionales. Desta su presencia en Estados Unidos y Canadá de donde provinieron el 63%. Su negocio se encuentra parcelado en tres divisiones: biociencia, de donde procedieron el 74,72% de sus ingresos del segundo trimestre. Diagnóstico, el 18,09% y hospitales 3,11%. El porcentaje restante corresponde a sus ingresos por materias primas, que ascendieron a los 32,2 millones de euros.

La compañía está inserta en una industria donde la inversión en I+D y de nuevos productos son factores imprescindibles para su crecimiento. En este sentido la analista de González considera que están haciendo los deberes, “los avances con el medicamento Albumia en combinación la proteína IVIg para el Alzheimer, se encuentra en fase III en Europa y en fase II en Estados Unidos. Actualmente los analistas no lo tenemos en cuenta pero si los avances continúan a este ritmo será un factor a tener en cuenta”.