X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Tecnología en proceso de investigación »

Las baterías del futuro prometen gadgets con el doble de autonomía

Investigadores de la universidad de Stanford están desarrollando nuevos modelos de baterías de litio que permitirían doblar e incluso triplicar la autonomía de los dispositivos. Esta tecnología todavía está en desarrollo pero plantea un futuro en el que uno de los principales problemas de los equipos de consumo se solventaría.

La autonomía de teléfonos, tablets y ordenadores portátiles es uno de los grandes problemas para los fabricantes y una de las principales preocupaciones para los usuarios. En la actualidad se están buscando soluciones que permitan aumentar el número de horas de funcionamiento de los equipos electrónicos sin necesidad de estar conectados a la corriente pero por el momento no se encuentran sistemas viables.

En la universidad de Stanford se ha conseguido una nueva tecnología que podría terminar con ese problema y ofrecería un nuevo panorama dentro del sector de gadgets móviles. En concreto, los investigadores han conseguido nuevas baterías de litio que ofrecerían una autonomía con el doble e incluso el triple de duración con respecto a los modelos actuales.

Manteniendo las baterías de litio como base, los investigadores han conseguido resultados prometedores de carra a nuevos modelos. En la actualidad la mayoría de los dispositivos móviles utilizan modelos de batería de litio, que han demostrado que tienen importantes desventajas como su desgaste o su número limitado de cargas. El objetivo de los investigadores ha sido encontrar una forma de mejorar las baterías y conseguir solventar esos inconvenientes.

Más autonomía de cara al futuro

Según los datos de los investigadores de los que se hace eco la revista Nature, se ha desarrollado un modelo de batería con una mayor densidad de litio. Hasta ahora esa mayor densidad provocaba en última instancia una inestabilidad superior de la batería. Sin embargo, los investigadores han conseguido controlar la inestabilidad utilizando una barrera nanoscópica de carbono. De esa manera, se mantendría bajo control la mezcla de la batería y se podría aprovechar su mayor densidad de litio.

Más allá de aumentar la capacidad, los investigadores de Stanford han comprobado que este sistema ralentiza la descarga de la batería, sobre todo mientras no se está utilizando. Además, se combatiría el problema de pérdida de rendimiento por desgaste. De esta forma, se sumarían factores que permitirían disponer de baterías más longevas y con una autonomía estimada en el doble e incluso el triple con respecto a los modelos actuales.

El sistema desarrollado supondría una evolución con respecto a las baterías de litio actuales, lo que hace que su implantación sea más factible. El desarrollo de esta tecnología se postula como parte del futuro de los dispositivos móviles y a buen seguro los usuarios y los fabricantes aprovecharán el potencial que ofrece.

Archivado en:

Outbrain