La rentabilidad baja al 2,54% tras repuntar al 2,8% hace apenas dos semanas

Claves de por qué el bono español vuelve a estar en mínimos históricos

Vista del panel de la Bolsa de Madrid.
Vista del panel de la Bolsa de Madrid. EFE

Hace apenas unos días que la deuda de los países periféricos dio un nuevo susto a los inversores. El detonante del inesperado repunte de las primas de riesgo y de las rentabilidades de los bonos fue el caos del Banco Espírito Santo (BES) de Portugal, que incluso trajo a la memoria de algunos analistas la crisis de deuda soberana ocurrida entre 2011 y 2012. El interés del bono español a diez años superó el 2,8% y el riesgo país rebasó el umbral de los 160 puntos básicos.

Ahora, el rendimiento del bono se sitúa al filo del 2,5% (2,54%), batiendo nuevos mínimos históricos, y la prima de riesgo ha bajado hasta los 140 puntos básicos. Las primas de riesgo del resto de los países considerados periféricos, como Italia, Portugal y Grecia, también se han relajado. En cuestión de dos semanas los mercados de deuda han dado otro giro. ¿Por qué? Los expertos dan algunas claves que explican la situación actual.

Refugio ante las tensiones geopolíticas: La grave situación en Gaza y el aumento de las tensiones entre Ucrania y Rusia tras el derribo de un avión de pasajeros han puesto en alerta a los inversores, actuando la renta fija como refugio, con la consecuente bajada de las rentabilidades de toda la región. "El factor geopolítico continúa presionando las rentabilidades a la baja, tanto core (bono alemán en 1,15%) como periféricas", señalan en el departamento de análisis de Banco Sabadell.

“La posibilidad de que tanto EE UU y la UE impongan nuevas sanciones económicas a Rusia podría afectar negativamente especialmente a la economía europea, que todavía está en fase de recuperación”, advierten desde Link Securities.

Los ministros de exteriores de la UE se reúnen hoy para discutir medidas contra Rusia por su inacción para frenar el conflicto en el este de Ucrania tras el derribo del avión de Malaysia Airlines.

De momento, la UE prepara sanciones contra empresas y dirigentes rusos que hayan colaborado material o financieramente con la desestabilización del este de Ucrania, tal y como acordaron los líderes europeos en la cumbre de la semana pasada. Hasta ahora, la UE ha impuesto la congelación de activos y la prohibición de visados a 72 dirigentes rusos y ucranianos acusados de desestabilizar Ucrania, así como a dos empresas de Crimea.

Espírito Santo, un problema más local: Aunque en un primer momento los problemas del BES y su desplome en Bolsa traspasaron fronteras y arrastraron al resto de los mercados de la periferia, con correcciones generalizadas en el sector bancario y tensiones en los mercados de deuda, los expertos aseguran que se trata más bien de un asunto interno de Portugal que no llegará a descontrolarse.

La entidad sigue cayendo en la Bolsa de Lisboa (hoy en torno al 1,5%), pero ya no con tanta virulencia (llegó a caer casi un 20% en una sola sesión). Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio, opina que “la situación del BES parece apuntar a no deteriorarse más, tranquilizando en general a todos los mercados periféricos".

Efecto contagio a menor escala: Ha quedado comprobado que los países de la periferia siguen sufriendo el llamado efecto contagio. Pero en esta ocasión el impacto de la crisis del BES ha sido a menor escala. Tras la tormenta llegó pronto la calma y las primas de riesgo se fueron moderando con el paso de los días. Además, en el caso de España, la banca está prácticamente saneada tras los procesos de reestructuración y sus balances son mucho más sólidos en general. Así, el sistema bancario se encuentra mucho más preparado para afrontar las dificultades que puedan surgir.

Corrección lógica del mercado: Para los analistas de Link Securities, tras las revalorizaciones tanto de la renta variable como de la deuda en los últimos 12 meses, es normal que “muchos inversores con fuertes plusvalías latentes se muestren nerviosos ante cualquier noticia que pueda generar cierta incertidumbre”.

De hecho, en lo que va de 2014 ya se han vivido varios episodios que han tensionado los mercados, como la crisis de los emergentes y los conflictos geopolíticos de Ucrania e Iraq, pero no han cambiado la tendencia positiva de fondo que tanto defienden los analistas. Es más, la mayoría prevé que la prima de riesgo española siga cayendo en los próximos meses hasta acercarse a los 100 puntos básicos.

Mayor confianza: Aunque los analistas muestran preocupación por la ralentización de algunas economías del euro como la de Francia, el compromiso del BCE de apoyar el crecimiento económico ha aumentado la confianza. Una confianza que se lleva notando desde hace varios meses. Y para muestra un botón: aunque las Bolsas están sufriendo correcciones por las incertidumbres geopolíticas, algunos índices como el alemán están cercanos a sus máximos históricos.

En opinión de los expertos, el actual activismo del Banco Central Europeo (BCE) brinda tal soporte al euro que haría muy complicado cualquier nueva crisis en el corto plazo. Además, recientemente, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha mejorado sus previsiones de crecimiento para Españadesde el 0,9% hasta el 1,2% en 2014 y desde el 1% al 1,6% en 2015.

“Hace seis meses el crecimiento previsto para el PIB español era del 0,7%, y ahora se están produciendo revisiones al alza”, comenta Ignacio Cantos, analista de ATL Capital. “Estas buenas noticias deberían estrechar los spreads de las primas de riesgo de los países periféricos, en especial el de España, y normalizar la situación”, destacan en Bankinter.