Según el Ministerio de Educación, estudiar una carrera universitaria cuesta de media 1.105 euros

¿Cómo financiar los estudios universitarios?

¿Cómo financiar los estudios universitarios?

En busca de un buen porvenir, la formación académica es uno de los pilares básicos sobre los que se sustentará ese futuro de éxito profesional en el que piensan muchos jóvenes. En España hay 82 universidades (50 públicas y 32 privadas), distribuidas por toda la geografía española, con campus y sedes tanto presenciales como no presenciales. Todo un sistema universitario en el que poder adquirir los conocimientos necesarios para emprender un camino profesional prometedor.

Sin embargo, la parte de la financiación puede dar más de un quebradero de cabeza. El aumento de los precios públicos y el descenso de la capacidad económica de las personas en este periodo de crisis, han hecho que el acceso a una formación universitaria sea más complicado. El sistema universitario español dista mucho del sistema universitario de otros países como EE.UU o Reino Unido. En estos países y en muchos otros, cada alumno necesita realizar una gran inversión económica en su educación (una matrícula anual puede costar desde 6.000 hasta 40.000 euros), mientras que en España esa inversión es menor de 1.105 euros anuales de media según el Ministerio de Educación.

El préstamo como vía de financiación

Con una tasa de escolarización universitaria del 28,6% durante el curso 2012-2013 según los Datos básicos del sistema universitario español que aporta el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y con 1.450.036 estudiantes en el curso 2013-2014, son muchos los que buscan vías de financiación para el próximo año. Sin embargo se ha experimentado un descenso del 0.5% de matriculaciones con respecto al año anterior, debido a dificultades de pago en las matrículas.

El sistema de becas es una opción para aquellos que viven en un núcleo familiar con rentas muy bajas, pero también son muchos los alumnos que no reciben esta ayuda, por lo que otra opción a valorar es la de los préstamos para realizar estudios universitarios (matrícula, máster, postgrado o estudios en el extranjero).

Los préstamos para estudios universitarios, son productos que las entidades ofrecen de manera cada vez más especializada en función del tipo de titulación. Un ejemplo de ello es la Línea de Financiación BEI del Banco Santander. Esta línea ofrece distintos tipos de préstamos, el de Total Carrera, con un importe máximo de 56.000 o 14.000 euros, un tipo de interés Euribor+3,50% y un plazo de 2 a 8 años. También el préstamo Post Grado con un importe máximo de 28.000 o 14.000 euros o un préstamo Consumo con el que poder adquirir cualquier necesidad para el estudio, con un importe máximo de 30.000 o 14.000 euros, ambos con mismo tipo de interés y plazo.

Una de las ventajas de este tipo de créditos frente a otros destinados a distintos proyectos es que los intereses suelen ser más bajos e incluso algunos en los que se producen bonificaciones por buenos resultados académicos. Además también es frecuente que este tipo de préstamos cuenten con un periodo de carencia, en el que no se pagan intereses ni se amortiza capital. Además ésta puede que sea una de las únicas formas para financiar una carrera universitaria tal y como apuntaba Monserrat Gomendio, Secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, ya que se plantea eliminar el sistema de becas y proponer uno de préstamos.