La entidad, muy volátil tras levantarse la suspensión

Banco Espírito Santo pierde la mitad de su valor en Bolsa en un mes

Banco Espírito Santo
Sede de Banco Espirito Santo en Lisboa

Banco Espirito Santo ha vuelto a cotizar este viernes, después de que la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal haya acordado el levantamiento que pesaba desde el mediodía del jueves sobre la negociación de las acciones de la entidad. Las acciones de Espirito Santo empezaron a cotizarse con caídas superiores al 2%, si bien poco a poco fueron recuperando hasta registrar ganancias cercanas al 5%. Con todo, aún pierde un 50% en el último mes. La volatilidad se ha adueñado de la entidad después de filstrase supuestas irregularidades en su holding matriz.

La CNMV lusa considera que han cesado los motivos que justificaron la interrupción de Espirito Santo. “El consejo directivo de la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) decidió el levantamiento de la suspensión de negociación de las acciones de Banco Espírito Santo (BES) por haber terminado los motivos para la suspensión”, informó el supervisor del mercado portugués. Banco Espirito Santo fue suspendida el jueves cuando caía más del 17%.

En ese momento, solo la suspensión de la cotización pudo frentar la hecatombe bursátil de Banco Espírito Santo. La cotización de las acciones de la primera entidad financiera de Portugal por activos gestionados fue suspendida en la jornada del jueves cuando registraba un desplome superior al 17%. Llueve sobre mojado. De hecho, Espírito Santo  El 10 de junio sus títulos cotizaban a 1,11 euros y ahora lo hacen en torno a 0,5. A primera hora del jueves, el regulador de la Bolsa lusa ya había suspendido la cotización de Espirito Financial Group, matriz de Espírito Santo, cuando cedía un 8%.

Pese al levantamiento de la suspensión, la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal ha querido poner cierto control y ha prohibido temporalmente la realización de ventas al descubierto de acciones de Banco Espírito Santo (BES),   "al tener en consideración que la disminución del precio de las acciones en relación con el precio del día inmediatamente anterior era del 17,24%” según el regulador. La normativa lusa considera significativa una disminución del precio de al menos el 10%.

El jueves, cuando la acción caía más del 17%, fue el  propio banco el que había pedido la intervención del regulador.  “Debido a las actuales dificultades materiales de su mayor accionista, Espírito Santo International (ESI) y la exposición de ESFG a esa compañía, ESFG ha decidido suspender sus acciones y bonos cotizados, incluyendo el bono emitido por su filial Espírito Santo Financière (ESFIL)”, informó la entidad a la CMVMl. En este sentido, el principal accionista de BES indicó que está valorando el impacto financiero de su exposición a ESI, entidad en cuya contabilidad una auditoría interna desveló “irregularidades materialmente relevantes”. La matriz de Banco Espirito Santo ha retrasado el vencimiento de la deuda a largo plazo que vendió a clientes de banca privada en Suiza.

La acción de Banco Espírito Santo se ha visto sumida en una fuerte volatlidad en las últimas sesiones

Para Lorne Baring, de B Capital Wealth Managemente, la situación de Banco Espírito Santo "es una historia de empresas cruzadas e inexplicables deudas que han puesto en primer plano los riesgos que todavía existen en algunos bancos europeos". Con todo, este experto afirma a la agencia Reuters que "puede haber cierta sobrerreacción a la noticia". Antonio Hormigos, director de inversiones de Mirabaud, considera que si los problemas de la matriz de Espirito Santo se trasladaran al banco esto sería un paso atrás en la confianza de la banca periférica.

La petición de suspensión de la negociación de las acciones de ESFG coincidió con la publicación este jueves por parte de Diario Económico de la posibilidad de que ESI solicite protección frente a sus acreedores declarando una suspensión de pagos que le permita avanzar en el plan de reestructuración de su deuda. Según el periódico, la entidad radicada en Luxemburgo podría plantear esta cuestión en la junta general de accionistas que celebrará el próximo 29 de julio.

Varias razones explican la tormenta en torno a Espírito Santo en Bolsa. Hace unas semanas, una auditoría encargada por el Banco de Portugal halló irregularidades en las cuentas de una de sus empresas, lo que generó un primer terremoto en torno al valor en Bolsa. A ello se suman distintos rumores sobre una propuesta de canje de deuda por acciones. que ponen en cuestión la situación financiera de Banco Espirito Santo. Además, la entidad está inmersa en una batalla interna tras la salida de su último presidente.

Por otro lado, Liberbank, el valor financiero español más castigado por la situación que vive el banco luso, ha matizado a través de un hecho relevante remitido a la CNMV que su exposición a la matriz de Espirito Santo se limita al 0,93% de su accionariado, con un valor en libros para Liberbank de 2,7 millones de euros. La entidad cayó ayer un 5% y hoy se deja cerca de un 6%.

El desplome de la acción y el nerviosismo provocado en los mercados periféricos provoco que el viernes, el Banco de Portugal saliera en defensa de la entidad. El banco central portugués ha subrayado que la entidad cuenta con capital “suficiente” para afrontar cualquier eventual impacto negativo derivado de su exposición al Grupo Espíritu Santo. “BES mantiene un montante de capital suficiente para afrontar eventuales impactos negativos asumidos por la exposición asumida al sector financiero de Grupo Espírito Santo (GES) sin poner por ello en peligro el cumplimiento de los coeficientes mínimos de capital en vigor”, indicó el banco central luso.

También el primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, ha querido echar un capote a la entidad, al asegurar este viernes que no hay riesgo para los clientes del Banco Espirito Santo (BES) ni para el sistema financiero luso por la crisis del conglomerado empresarial en el que se integra el banco. “No tengo ninguna razón para cuestionar mínimamente la tranquilidad” tanto de los depositantes del banco como del sistema financiero y bancario del país, aclaró a los periodistas el jefe del Ejecutivo, señaló.

En esta línea, la Comisión Europea (CE) dijo el viernes que no ve motivos para “preocuparse indebidamente” por la situación del Banco Espírito Santo (BES)al tener “plena confianza” en el supervisor luso, reforzado bajo el programa de rescate, y en las medidas tomadas por las autoridades de Portugal para solucionarla. “No vemos ninguna razón para una preocupación indebida”, señaló el portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O'Connor, en la rueda de prensa diaria de la CE, después de que la cotización de la entidad fuera suspendida temporalmente, medida que ya ha sido retirada.