"Alarma" internacional por la formación en el país

España suspende en educación financiera

Mal resultado en el primer examen PISA que examina estos resultados

Los estudiantes españoles no han dado la talla en los exámenes realizados sobre conocimientos financieros. Así lo ha demostrado el informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) 2012 que por primera vez evalúa esta temática. España, con 484 puntos, se sitúa claramente por debajo de la media (fijada en 500) de los países evaluados y a años luz de Shanghai, que con 603 puntos, se encuentra en la cabeza de la lista. España también se sitúa muy lejos de sus colegas europeos, entre los que destaca la región flamenca de Bélgica, que con 541 puntos ha conseguido situarse en segunda posición.

Durante la presentación del informe, el presidente de BBVA, Francisco González ha resaltado en París que “la educación financiera debe promoverse en todas las etapas de la vida, empezando en las edades más tempranas e integrándose en los planes educativos”.

El informe basado en el análisis del rendimiento de los estudiantes y realizado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) trata de valorar internacionalmente las nociones de los alumnos. Para ello se realizan cada tres años exámenes sobre cuatro competencias: comprensión lectora, matemáticas, ciencias naturales y un tema más que varía con cada estudio.

Esta edición la competencia financiera fue la capacidad escogida y los alumnos españoles no han salido muy bien parados. Como en otras ediciones las pruebas fueron realizadas a estudiantes de 15 años, edad en la que los adolescentes deben elegir entre seguir estudiando o incorporarse al mercado laboral.

En los exámenes realizados a los estudiantes, se midió tanto el conocimiento como la comprensión de conceptos y riesgos financieros. Además de la capacidad de los evaluados para poder aplicar dichos conocimientos en su vida diaria. Para ello se abordaron temas como el tratamiento del dinero, la utilización de instrumentos financieros (tarjetas bancarias, cheques, cuentas bancarias y divisas), la realización de transacciones económicas o los derechos y responsabilidades de los consumidores.

La mayor parte de los países ha incorporado la obligatoriedad de la educación financiera en sus aulas. Escocia fue el primero en desarrollar iniciativas de educación financiera en sus escuelas a partir de 1999, aunque no fue hasta 2008 cuando todos sus centros lo implantaron. En Estados Unidos casi todos sus estados imparten finanzas de manera obligatoria. En Australia los contenidos financieros son obligatorios desde los tres hasta los 12 años y en Nueva Zelanda se imparten estos conocimientos a todos sus alumnos en edades comprendidas entre los cinco y los 14 años.

En España, durante el curso 2010-2011 se puso en marcha un programa piloto en 32 centros educativos. Como resultado 3.000 estudiantes recibieron conocimientos financieros. En el curso siguiente, la cifra de alumnos ascendió a los 21.500, ya que 400 centros adoptaron de forma voluntaria el programa. La opinión de los 900 profesores encargados de impartirlo fue contundente: pidieron incluir educación financiera en el currículo escolar. Este año los alumnos que reciben educación financiera ya son 43.000.

Actualmente se trabaja en la mejora de los contenidos con el objetivo de adaptarlos al marco de aprendizaje de la competencia financiera que exige PISA. Se espera que estén listos para el próximo curso escolar, ya que será en septiembre cuando la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) comience a implantarse. Con la nueva ley la enseñanza financiera será introducida en primaria y secundaria.

En los primeros cursos se integrarán dentro de la asignatura de ciencias sociales conceptos básicos en relación con el valor del dinero, el ahorro, el presupuesto personal y el consumo responsable. En secundaria, este tipo de contenidos se integrarán como transversales en varias asignaturas.

La CNMV pide mayores esfuerzos

La realidad es que la sociedad española en general carece de conocimientos básicos sobre finanzas. Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV, mostró ayer su preocupación sobre este hecho, “los conocimientos y aptitudes económicas y financieras son básicos para el bienestar personal y social, por ello una de nuestras prioridades es poner los medios necesarios para aumentar la cultura financiera en España”. Así mismo Rodríguez ha vaticinado que “no será una tarea fácil”.

Para lograr este cometido la CNMV junto con el Banco de España, el Tesoro y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones asumieron en 2008 la responsabilidad de impulsar el primer proyecto de educación financiera con vocación generalista, a través de la iniciativa Finanzas para Todos. En esta tarea también colaboran otros organismos como la asociación de asesores financieros, EFPA, que imparte clases en colegios sobre finanzas.