Una experiencia aún más inmersiva y para cualquier plataforma
Un chaleco con el que sentir cada golpe, bala o movimiento de un videojuego

Un chaleco con el que sentir cada golpe, bala o movimiento de un videojuego

Los amantes, sobre todo, de los shooter de acción más desenfrenada tienen un nuevo objeto de deseo. Y es que si no era suficiente con las gafas de realidad virtual que están preparando Oculus Rift o Sony para PS4 con el Project Morpheus, en apenas un par de meses será posible sentir cada golpe, bala o movimiento de un videojuego en nuestro propio cuerpo.

El KOR-FX Gaming Vest ha logrado en Kickstarter, la conocida plataforma de crowdfounding, doblar la cantidad necesaria para hacerlo realidad y los primeros compradores recibirán sus chalecos "hápticos", que así es como se denominan técnicamente, tan pronto como en septiembre de este mismo año.

Este nuevo invento, además, sirve tanto para los jugadores de PC como para los de videoconsola, eso sí, con un buen sistema de sonido para disfrutar de sus juegos. Y es que la tecnología, llamada 4DFX, que lleva intergrada el KOR-FX lo que hace es transformar el sonido, tanto recibiéndolo de los altavoces como conectándose a la salida de audio del equipo en el que estemos jugado, en una respuesta física con sus diferentes paneles para hacer sentir al jugador en su propia piel cosas como un tanque acercándose o desde donde está siendo disparado por parte de un francotirador. Esto se realiza a través de una clavija minijack de 3,5  milímetros, lo que lo hace compatible con casi cualquier dispositivo del mercado, no sólo consolas como las de Sony o Microsoft, sino también con smartphones y tablets, por ejemplo.

Los creadores de KOR-FX se esfuerzan por señalar que no se trata de motores vibratorios, como se llevan usando en los mandos de consolas desde hace ya varias generaciones. Por el contrario, son paneles hápticos, similares a los que en los dispositivos táctiles crean la sensación de pulsar un botón sobre pantallas digitales.

Por otra parte, la intensidad es regulable. Para aquellos que sean más o menos sensibles o que busquen más o menos inmersión, y su diseño está claramente inspirado para los amantes de los juegos de corte más militar - Call of Duty, Arma 3, etc - incluyendo un espacio frontal donde pueden colgar, por ejemplo, la insignia de su clan. Finalmente, su combinación con cualquiera de las propuestas de gafas de realidad virtual antes mencionadas puede crear la sensación más inmersiva vivida hasta el momento en un videojuego.

Con un objetivo de financiación de 75.000 dólares y más de 135.000 recaudados, cuando todavía faltan 16 días para fecha límite propuesta, los primeros que donaron 135 dólares recibirán una unidad en septiembre y todavía es posible aquirir una por 150 dólares, más 30 dólares por envío fuera de EE.UU.

 

Normas