X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Analistas creen que 2014 será un año de transición y habrá que esperar a 2015 para ver un repunte más claro »

Indicios de recuperación en la costa española

El mercado de vivienda vacacional comienza a estabilizarse gracias al tirón de la inversión extranjera, aunque a corto plazo los precios seguirán bajando

Panorámica de Benidorm (Alicante).

El sector inmobiliario español está viviendo un duro ajuste desde 2008, que se ha notado especialmente en el mercado de segunda residencia en la costa, donde se acumula buena parte del stock de viviendas en España.

Algunos analistas afirman que 2014 va a ser un año de transición y que en 2015 se podrían empezar a ver signos de recuperación más claros, pero de momento los precios siguen cayendo en muchas zonas y el mercado, aunque muestra signos que llaman a la esperanza, mantiene cierta apatía.

Un estudio sobre la vivienda vacacional en España, publicado en marzo por la sociedad de tasación Tinsa, señala que el conjunto de municipios de la costa mediterránea alcanzó en el primer trimestre de 2014 un descenso de precios del 48,8%, frente al 39,7% de la media nacional.

El informe de Tinsa destaca que algunas localidades de Cataluña, la Comunidad Valenciana o Andalucía presentan descensos acumulados superiores al 50%. Sin embargo, en el primer trimestre de 2014 algunos municipios han registrado una evolución interanual positiva, como los que conforman el triángulo de oro de la Costa del Sol o Platja d’Aro en Cataluña, mientras que en otros municipios el descenso del valor de los inmuebles ha sido reducido.

Teniendo en cuenta estos datos, Tinsa afirma que en algunas zonas de la costa española el mercado comienza a estabilizarse y a mostrar variaciones interanuales en torno a cero, como es el caso de parte de la Costa del Sol, la Costa Blanca, Baleares o Canarias, mientras que en otras zonas, la corrección de precios es aún significativa y la tendencia a corto plazo es que sigan bajando levemente. Esta circunstancia se va a producir principalmente en aquellas localidades en las que los niveles de stock son aún elevados.

La Estadística Registral Inmobiliaria del primer trimestre de 2014, realizada por el Colegio de Registradores de la Propiedad, también aprecia una recuperación en el nivel de precios de la vivienda en el primer trimestre de 2014 y señala que entre enero y marzo se ha producido un crecimiento en la compraventa de viviendas registradas del 14,42% con respecto al cuarto trimestre de 2013.

A la hora de analizar este incremento, el Colegio de Registradores subraya que el aumento intertrimestral en la venta de viviendas, tanto en términos absolutos como en términos relativos (compraventas por cada mil habitantes), corresponde a provincias costeras del Mediterráneo, como consecuencia de su intensa reducción de precios así como del elevado peso de la demanda de segunda residencia de naturaleza turística.

A la hora de comprar una vivienda con ánimo de inversión hay que distinguir las zonas, advierte Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista.com, quien explica que “hay que tener en cuenta que en comunidades autónomas como Cataluña, Andalucía, Canarias o Baleares están aprobando normativas muy punitivas con el alquiler de viviendas entre particulares”.

La totalidad de los expertos coinciden en que la mejoría que se está produciendo en algunas zonas de la costa se debe básicamente a las compras realizadas por extranjeros. La consultora CBRE afirma en un estudio que España se sitúa como el tercer país de Europa más atractivo para invertir en el negocio inmobiliario, por detrás de Reino Unido y Alemania.

El Colegio de Registradores indica que en el primer trimestre de 2014 los británicos ocupan, con el 14,31%, la primera posición de las compras de vivienda realizadas por extranjeros, seguidos de franceses (11,37%), rusos (8,79%), alemanes (7,82%), belgas (7,36%), suecos (5,94%), italianos (4,02%) y noruegos (4%).

Pese al tirón de los compradores extranjeros, los expertos coinciden en que mientras que no se recupere la demanda de ciudadanos españoles, no se producirá el despegue definitivo. Tinsa asegura que “para que la demanda nacional se reactive, es necesario que el escenario cambie, que haya mejores expectativas de empleo y mayor fluidez del crédito”.

Para Fernando Encinar, aunque los precios han bajado mucho, “están lejos del poder adquisitivo de la mayoría de los españoles”. “Los bajos salarios, las condiciones de los bancos para conceder créditos y la poca capacidad de ahorro de los españoles hacen que estos no puedan comprar”, remata el analista del portal inmobiliario.

Archivado en:

Y además:

Outbrain