Las Cortes deberán aprobar la Ley Orgánica

¿Qué cambios legislativos son necesarios a partir de ahora?

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa ofrecida en la Palacio de la Moncloa el pasado viernes. Ampliar foto
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa ofrecida en la Palacio de la Moncloa el pasado viernes. EFE

La renuncia del rey inicia un proceso legal que desembocará con la aprobación final del Congreso de los Diputados, un tema que no está verdaderamente legislado, según admite la propia web del Congreso. "La abdicación se nos presenta en su diseño constitucional como un mecanismo un tanto desdibujado. Empecemos por el principio. Cualquier abdicación ha de contar con la aprobación de las Cortes", afirma.

El primer paso es el Consejo de Ministros que el presidente Mariano Rajoy ha anunciado esta mañana. Este Consejo se encargará de tramitar la renuncia del Rey al Trono, mediante la aprobación de la Ley Orgánica que establece la Constitución. Posteriormente, las Cortes Generales deberán aprobar esta ley orgánica para regular el proceso sucesorio en la Corona, como establece el artículo 57.5 de la Constitución.

“Las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión a la Corona se resolverán por una ley orgánica”, señala el citado artículo. La sucesión del Rey se trata, además, en los artículos 57.1 y 57.2 de la Constitución:

“La Corona de España es hereditaria en los sucesores de S.M. Don Juan Carlos I de Borbón, legítimo heredero de la dinastía histórica. La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos”.

“El Príncipe heredero, desde su nacimiento o desde que se produzca el hecho que origine el llamamiento, tendrá la dignidad de Príncipe de Asturias y los demás títulos vinculados tradicionalmente al sucesor de la Corona de España”.

Así las cosas, según anunció el propio Mariano Rajoy, Felipe de Borbón será proclamado Rey por las Cortes en un plazo "muy breve".