El buscador de Internet ha sorprendido anunciando su propio prototipo de coche autónomo
Así es el coche autónomo de Google, todos sus detalles Ampliar foto

Así es el coche autónomo de Google, todos sus detalles

Google se convierte en fabricante de coches. La compañía ha sorprendido anunciando su propio prototipo de coche autónomo, que comenzará a rodar en California este mismo verano. Este nuevo vehículo no precisa la interacción humana para la conducción y está diseñado con la seguridad como eje principal.

El mercado de la automoción ha dejado claro que el futuro del sector pasa por diseñar coches capaces de circular sin necesidad de conductores. Algunas de las grandes marcas de la industria ya han presentado sus ideas para este nuevo concepto de vehículos, que demuestra grandes posibilidades para liberar a los conductores. Renault o Volvo son algunas de las firmas que ya han demostrado que los coches autónomos son una realidad.

Junto a esas grandes empresas automovilísticas, Google lleva más de un año trabajando por conseguir coches inteligentes. La compañía anteriormente ha mostrado proyectos de conducción autónoma en conjunto con Toyota, en modelos Prius adaptados. Pero parece que la firma del buscador de Internet ha querido ir un paso más allá y ha decidido crear su propio vehículo, diseñado totalmente en base a la filosofía de conducción autónoma.

La propuesta de Google es un vehículo de dimensiones reducidas, totalmente pensado para que la figura del conductor tradicional desaparezca. El prototipo mostrado por Google funciona de forma totalmente autónoma y no precisa de un ser humano que interactue durante su circulación. Desde la compañía han explicado que para el diseño de su vehículo han pensado en todo lo que tendría que tener un coche de estas características.

Pensando en la ciudad

Google parece haber hecho especial hincapié en la seguridad de su vehículo. Así, se han implementado sensores que permitan monitorizar toda la actividad alrededor del coche, para poder respetar las normas de circulación y poder evitar accidentes. La propuesta de Google parece estar centrada de momento en la circulación por ciudad y se ha limitado la velocidad del prototipo a aproximadamente 40 kilómetros por hora (25 millas por hora).

En cuanto al diseño, el vehículo recuerda a los clásicos Smart y ofrece espacio para dos pasajeros. Su interior es bastante minimalista y se ha renunciado a los sistemas de control tradicionales como volante o pedales porque según Google ya no son necesarios. Sin embargo, el vehículo integra una pantalla en su salpicadero que permite la interacción y control de distintas funciones.

El coche autónomo de Google ya es una realidad y la compañía pretende fabricar 100 unidades de su prototipo para comenzar a realizar pruebas. Por el momento parece que este nuevo coche autónomo solo circulará por California, Estados Unidos, a partir del próximo verano. Se trata de una fase de pruebas real que puede ser el último escalón de cara a un lanzamiento más general del vehículo en distintos mercados.

La entrada de Google en el sector de la automoción como fabricante es una prueba de la confianza en el sector y sus posibilidades. El resto de marcas tendrán que aumentar sus apuestas en este campo para conseguir que Google no se convierta en referencia, como la compañía ha conseguido en otros campos en los que se ha introducido.

Normas
Entra en El País para participar